"Toda ayuda es poca, pero la gente es muy solidaria y ha respondido a nuestra llamada de forma bestial. Empresas y particulares han superado las expectativas". Así lo resume la presidenta del Banco de Alimentos Rías Altas, Conchi Rey, quien hace "un buen balance" de una campaña que, pese a las restricciones de la pandemia, permitirá que la comida, "turrón de chocolate incluido", no falte a las familias más necesitadas.

Página 1 de 4