Este lunes por la tarde, un comunicado de la Casa Real en el que el rey emérito anunciaba su salida de España ante la repercusión pública de "ciertos acontecimientos pasados", pillaba por sorpresa a algunos miembros del Gobierno que ya han ido expresando sus reacciones sobre lo que muchos han calificado de "huida" para evadir a la justicia. ​ ​Desde la Moncloa, el Gobierno lanzó un escrito reconociendo su respeto al anuncio de Juan Carlos y el "sentido de la ejemplaridad y transparencia que siempre han guiado" a su hijo y actual Jefe del Estado, el rey Felipe VI. Unas declaraciones con las que no han coincidido ciertos miembros del Gobierno y que ponen de manifiesto, una vez más, las discrepancias que existen entre los partidos que lo conforman, respecto a ciertos temas, e incluso la falta de comunicación entre ambos. ​ ​Lo cierto es que todavía existe cierto misterio en torno a la marcha y destino del rey emérito y hasta qué punto el Gobierno tenía conocimiento de su decisión, que, de haberla tomada conjuntamente con el Ejecutivo, habría sido de forma unilateral, por el PSOE. ​ ​Un comunicado remitido en nombre del grupo parlamentario Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común, reunía el desacuerdo que todos sus miembros comparten y que han ido expresando desde que se hiciera público el anuncio. Lejos de pedir su "respeto" como hizo la Zarzuela en el único escrito remitido hasta el momento, la formación morada se sitúa en una posición alejada con el PSOE y pide "justicia" ante lo que opinan es un un abuso de la "inviolabilidad".

Página 1 de 10