El presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, y la primera ministra, Sanna Marin.

Página 1 de 10