Corte de jamón ibérico.
Cuando la presión arterial es alta, lo más recomendable es que el consumo de sal se reduzca. Si eres un amante de los embutidos esto puede ser un problema, ya que estos alimentos como el lomo, el salchichón, el chorizo y el jamón suelen tener un contenido alto en sodio. Pero, ¿y si elegimos un ibérico?

Jamón cordero halal.
Jamones curándose en la fábrica Julián Martin de Guijuelo.
Cerdos de raza ibérica, puros o cruzados, de pienso o de bellota, encerrados o que campean, el significado de las etiquetas… Vamos a aclarar todas las dudas sobre el ibérico para que sepas lo que compras en cada caso.

Jamón ibérico de bellota de doble montanera.
No todos los jamones ibéricos son iguales, y dentro de los mejores, existe una categoría que roza la excelencia. Que los cerdos hagan una o dos montaneras marca la diferencia en la calidad del producto final.
Jamón ibérico.
La gran joya de la gastronomía de España tiene personalidad (y calidad) como para presentarse sola, cortada a cuchillo, en el plato. Aún así, para todos aquéllos que quieren ir un poco más allá, aquí están las recetas más sorprendentes. 
Una mujer prepara pupusas en un mercadillo de El Salvador.
Las pupusas, el manjar preferido por Nayib Bukele, son una especie de tortilla a base de maíz o arroz combinadas con diferentes sabores que han logrado consolidarse como el plato nacional de El Salvador. En España también existen algunos locales especializados en pupusas en ciudades como Madrid o Valencia.
Croquetas
El Día de la Croqueta se ha convertido en ese festín para los amantes de este manjar crujiente y relleno que podemos encontrar cada vez de más sabores. Pero, ¿qué ocurre si la creatividad culinaria mezcla croquetas con uno de los mejores platos italianos? Te contamos dónde es posible comer pizza de croquetas. 

La receta de limón serrano mezcla cítricos, huevos y embutido.
De origen sefardí, es una especie de ensalada que contraste sabores agridulces y salados, y que se sirve templada. Es típica del sur de la provincia de Salamanca. Se servía los Jueves Santos y hoy se come sobre todo en carnavales y pascua.
Cortando jamón ibérico.
Los mejores jamones salen de los mejores cerdos, aquellos que se dan una buena vida a base de bellotas. Son los cerdos ibéricos de las dehesas españolas de Extremadura, Salamanca, Huelva y Córdoba. Un manjar gastronómico.
Hay que acertar al comprarlo y saber abrirlo y cortarlo. Pero también, luego, debemos saber cómo conservar esa pata de jamón.
En ninguna comida en familia falta el jamón y si este es ibérico, mejor. Hay que acertar al comprarlo y saber abrirlo y cortarlo. Pero también debemos conocer las técnicas para saber cómo conservar la pata del jamón.
  • Jamón serrano o ibérico: ¿cómo diferenciarlos y cuál es más sano?
  • Cinco detalles en los que debes fijarte para elegir un jamón ibérico de verdadera calidad
El cerdo ibérico se alimenta de bellotas.
Cada español consume unos 11 kilos de carne de cerdo al año. Y lo que no es carne, porque de este animal se aprovecha todo, literalmente. No es una frase. Su despiece no deja nada sin uso. Por eso son tantas las partes comestibles del cerdo.
Jamón serrano
La parte de la contramaza es más seca que la parte de la maza, esto es, la pezuña, por lo que sería la parte por la que empezaríamos a cortar jamón en casa. Al cortar las lonchas el cuchillo debe cortar siempre hacia atrás.
  • El sencillo truco para saber si un jamón es de buena calidad (el secreto está en la grasa)
  • Este es el mejor jamón para bajar el colesterol malo y aumentar el bueno

Página 1 de 5