El Tribunal Supremo ha desestimado un recurso de casación interpuesto por un varón condenado por la Audiencia de Sevilla a 12 años de cárcel, por un delito de agresión sexual perpetrado sobre una vecina suya en Alcalá de Guadaíra, donde intentó penetrar en varias ocasiones a la víctima sin lograr consumar la acción "por falta de erección" y, siempre empuñando un palo contra la mujer, la obligó a practicarle felaciones en varias ocasiones.

Página 1 de 3