Logo del sitio

Consultorio de sexo: "Con la pornografía tengo erección inmediata, pero con mi pareja no. ¿Es algo psicológico?"

Un hombre en una cama (consultorio de sexo).
Un hombre en una cama (consultorio de sexo).
Andrea Piacquadio de Pexels. / Montaje: 20minutos.

Ya tienes aquí una nueva entrega del consultorio de sexo que cada semana te trae 20minutos. Para plantear tu pregunta escribe a consultoriosexo@20minutos.es.

Estas son las respuestas de esta semana que ha dado nuestro experto, Santiago Frago. Puedes consultar su web aquí.

Erección con el porno, no con la pareja

PREGUNTA Tengo 18 años recién cumplidos y nunca he tenido relaciones con ninguna chica. Estos días atrás estuve por conseguir mi primera vez y no sentía ninguna excitación, es decir, no tenía erección. Yo llegaba a excitar a mi pareja pero ella a mí no.

He visto mucha pornografía en mi adolescencia y creo que eso esta afectándome en la actualidad. Con la pornografía sí tengo erección inmediata pero con mi pareja no. ¿Usted cree que todo es psicológico? Necesito resolver esto para complacer a mi pareja.

RESPUESTA DEL EXPERTO Nuestro aprendizaje sexual y erótico puede condicionar nuestras futuras interacciones de pareja; no obstante, de modo poco significativo y fácilmente resoluble.

El hecho de más o menos dedicación al erotismo individual (masturbación)  no tiene por qué dar lugar a dificultades de erección, pero el consumo de pornografía, habitualmente vinculado al mismo, sí podría afectar a medio plazo. Hemos constatado que un aprendizaje erótico muy marcado por la pornografía, puede elevar el umbral de excitación sexual de modo que te haga percibir las sensaciones y percepciones de estímulo como demasiado atenuadas y en consecuencia ser responsable de tus irregularidades de erección.

En tu caso concreto, y siendo era tu 1ª experiencia sexual, conviene te hagas una serie de preguntas: ¿Ibas tranquilo al encuentro sexual o tu nivel de nerviosismo era protagonista? ¿Te gustaba y atraía realmente tu pareja? ¿Fuiste a tu 1ª experiencia sexual con la idea de “probar” o con la idea de “disfrutar”?

En toda disfunción eréctil hay un componente psicógeno, con independencia de que exista una posible causa orgánica. Si tienes erecciones cuando te masturbas y tienes erecciones al despertar, casi podría deducirse que no hay causa orgánica o efecto secundario de algún fármaco que justifique tus dificultades de erección en un contexto relacional.

Es probable, se hayan puesto en marcha en tu caso, dos elementos que chocan entre sí: el deseo erótico y la incertidumbre a que no salga todo  como te gustaría; en ese duelo siempre acaba ganando la incertidumbre, que se traduce en ansiedad y que origina una lógica respuesta vascular cuya traducción es una pérdida de erección.

En tu caso, un sencillo asesoramiento sexológico te permitirá ir cogiendo confianza y seguridad, teniendo como consecuencia una respuesta sexual adecuada.

No respondo a su deseo

PREGUNTA Soy una persona bastante tranquila, tengo mi pareja desde hace 8 años y nos adoramos; me encanta él y yo a él, pero creo que soy de poco deseo sexual. Él siempre es receptivo cuando yo tengo deseo, pero cuando es al revés no le respondo igual. Estoy estudiando mi tema hormonal por si me faltaran hormonas masculinas. ¿Cree que el tema hormonal tendrá que ver con mi falta de deseo? Elena.  

RESPUESTA DEL EXPERTO El deseo erótico de la mujer se mueve en clave de madurez y singularidad, es decir, el deseo aumenta con la edad en un contexto relacional favorable. No obstante, son habituales los desajustes de deseo erótico en las parejas, es decir, siempre hay algún miembro de la pareja con mayores niveles de deseo.

Si eres una mujer joven, es prácticamente seguro que no tendrás ningún disturbio hormonal que justifique tu actual nivel de deseo, máxime cuando has indicado que eres una persona con historia de “poco” nivel de deseo.

Si descartamos que tu deseo esté afectado por algún disturbio hormonal, por el efecto secundario de algún fármaco, por algún conflicto de pareja o por alguna preocupación personal, convendría evitaras el “juego de las hipotecas”.

Este juego básicamente consiste en la imposibilidad de permitirse, ni siquiera temporalmente, “no tener deseo”. Es decir, se ponen en marcha una serie de obstáculos que van anulando la posibilidad de que el deseo se exprese. Te enumero algunas:

1. “El deseo de querer tener deseo”. Y claro, el deseo y la obligación son incompatibles. No se puede querer tener deseo.

2. “La disponibilidad y receptividad de tu pareja a tiempo completo”, es decir, percibir que tu pareja siempre está disponible y esperando. Esta es otra hipoteca.

3. Si sois una pareja joven y sana, significa que es “socialmente obligatorio” tener relaciones eróticas, especialmente si tenéis buena salud, os queréis y no tenéis hijos.

4. Estar a disgusto con el propio cuerpo, lo que conlleva no querer compartirlo.

5. Conflictos cotidianos familiares y/o de pareja

6. Ansiedad, depresión o miedos.

Mi sugerencia es que si se prolonga la situación y os genera malestar, deberíais solicitar consulta sexológica. El profesional os diseñará estrategias para burlar las hipotecas al deseo y potenciarlo.

Eyaculador precoz

PREGUNTA Tengo problemas con mi pareja porque “me vengo” (eyaculo) muy rápido y cuando estoy con ella me mojo mucho. Quisiera saber qué puedo hacer para resolverlo.

RESPUESTA DEL EXPERTO La auto-diagnosticada eyaculación precoz es una dificultad para alguna persona, que eyacula antes de lo que desea, le genera insatisfacción erótica y le menoscaba el placer físico.

El 90% de las causas por las cuales un hombre eyacula antes de lo que desea son psico-sexuales, siendo la fundamental un aprendizaje erótico de la masturbación o “fiestas privadas” marcado por las prisas, a lo cual suele unirse un componente ansioso de personalidad, una insuficiente regularidad erótica y un añadido stress relacional.

La dificultad en el control eyaculatorio responde muy bien a la terapia sexual, que busca como objetivo “sentir al máximo con el mejor control posible”.

Como sugerencia te indico alguna pista que puede ayudarte en el marco de tu relación:

1. Es importante te dediques a “sentir con tu pareja y no tanto a hacer sentir a tu pareja”, por ello, sería interesante que vuestras relaciones piel a piel fuesen alternantes, es decir, tu pareja juega contigo y luego tú juegas con tu pareja. Eso te permitirá sentir más y pensar menos.

2. Diversificar vuestros juegos eróticos para no depender en exclusiva de la “penetración”.

3. Ejercicios de suelo pélvico sistemáticos para tonificar tu musculatura genital.

4. Regularidad erótica individual o compartida, siempre en clave de “calma”.

Existen también, para contextos relacionales específicos, tratamientos farmacológicos personalizados en combinación con una terapia sexual individual.

Si tras estas pautas e indicaciones os sigue afectando la dificultad, sugiero acudáis a un profesional de la Sexología para que os diseñe un marco de intervención terapéutica que resuelva de modo definitivo el problema.

Previamente a la emisión del semen (eyaculación), sale un líquido pre-seminal y viscoso originado en las glándulas de Cowper con función lubrificante y que con toda seguridad corresponde al que haces referencia en tu consulta. Una lubricación “excesiva” no debería preocuparte más allá de que preferirías fuese menor.

Difícil dormir boca abajo

PREGUNTA Mi pene en erección sube más allá de mi ombligo y es molesto. ¿Tengo el pene demasiado grande? A veces no puedo dormir boca abajo porque la erección matinal es molesta y dolorosa. Quiero saber qué puedo hacer para que sea menos molesto. Gracias por su ayuda.

RESPUESTA DEL EXPERTO Realmente se han hecho pocos estudios acerca del tamaño del pene porque no se han considerado relevantes sus resultados en cuanto a la satisfacción erótica de las personas ni por cuestiones estéticas.

La longitud del pene en erección y su distancia anatómica con el ombligo es variable y por ello irrelevante. Durante el sueño, y si la salud sexual del varón es positiva, se dan de 3 a 5 erecciones nocturnas de una duración de pocos minutos. Son erecciones fisiológicas y beneficiosas para la compleja estructura del pene.

En tu caso hablas de erecciones molestas y dolorosas, que probablemente afecten a tu descanso. Para evaluar tu caso concreto, en lo referente al dolor y molestias, sugiero acudas a un profesional de la Andrología, para que te solicite pruebas diagnósticas específicas (electromiografía) y definir un tratamiento farmacológico específico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento