Logo del sitio

Consultorio de sexo: "Mi pareja me culpa a mí en parte de su falta de erección, necesito saber cómo sobrellevar esto"

Consultorio de sexo.
Consultorio de sexo.
Karolina Grabowska de Pexels. / Montaje: 20minutos.

Ya tienes aquí una nueva entrega del consultorio de sexo que cada semana te trae 20minutos. Para plantear tu pregunta escribe a consultoriosexo@20minutos.es.

Estas son las respuestas de esta semana que ha dado nuestro experto, Santiago Frago. Puedes consultar su web aquí.

Hacerle a él penetración anal

PREGUNTA Mi pareja me ha pedido iniciarnos en la penetración anal, y a él también, que yo se lo haga con juguetes eróticos. No sé si dar el paso, no sé qué me aconseja. Yo creo que ahí no hay terminaciones nerviosas y que no es posible disfrutar. Tenemos los dos 25 años. Irene.

RESPUESTA DEL EXPERTO Los gustos y los deseos eróticos se mueven en clave de diversidad y además se van modificando con el paso de los años y la evolución dinámica y cambiante de la relación.

El deseo tiene sus tiempos, sus claves y no hay que presionarlo. Lo que hoy te gusta, mañana puede dejar de gustarte y viceversa.

Es interesante abrirse a la versatilidad en cuanto a los juegos eróticos, pero no es menos cierto que dicha versatilidad está condicionada a tus deseos.

La penetración anal, como juego erótico en la pareja, sí requiere ciertas pautas subordinadas a la estructura anatómica peculiar de la zona anal. La zona anal está rodeada de una fuerte musculatura pélvica y contiene esfínteres y glándulas muy vascularizadas y con finas terminaciones nerviosas.

Es una estructura anatómica sin sistema de lubricación propio, por ello, una vez consensuado el deseo mutuo, conviene tener en cuenta ciertas recomendaciones:

1. Hábitos dietéticos saludables (dieta mediterránea) que faciliten la motilidad intestinal los días previos al encuentro erótico.

2. Una higiene genital apropiada antes y después del juego.

3. Preservativo en su caso, que desecharemos, si luego incluimos penetración vaginal.

4. Imprescindible hidratación de la zona anal: hidratante vaginal.

5. Un entrenamiento previo del suelo pélvico permitirá saber relajar y contraer la musculatura perianal y con ello facilitar las cosas.

6. Elegir una postura adecuada a la estructura corporal de la pareja.

7. La persona receptora debe marcar el ritmo del encuentro erótico y llevar el control en todo momento.

8. Tener a mano toallitas limpiadoras.

9. Si aparece el dolor o alguna molestia, abandonar el juego erótico.

Exceso de masturbación

PREGUNTA Me he masturbado mucho en mi vida y ahora ya no tengo la erección que solía. ¿Puede ser por eso? Tengo 33 años y creo que aún soy joven para no tener vigor. ¿Hay solución? Raúl.

RESPUESTA DEL EXPERTO Nuestro aprendizaje sexual y erótico puede condicionar nuestras futuras interacciones de pareja; no obstante, de modo poco significativo y fácilmente resoluble.

El hecho de más o menos dedicación al erotismo individual (masturbación) no tiene por qué dar lugar a dificultades de erección, pero el consumo de pornografía, habitualmente vinculado al mismo, sí podría afectar a medio plazo.

Hemos constatado que un aprendizaje erótico muy marcado por la pornografía puede elevar el umbral de excitación sexual de modo que te haga percibir las sensaciones y percepciones de estímulo como demasiado predecibles y en consecuencia ser responsable de tus irregularidades de erección.

Te sugiero un asesoramiento sexológico profesional que te diseñe un marco de intervención terapéutica que propicie una conexión erótica más versátil que permita resolver tus déficits de excitación y subsiguientes problemas de erección.

Lubricación y 'gatillazos'

PREGUNTA Tengo 37 años y he pasado de un enamoramiento absoluto hacia mi pareja, con sexo muy placentero y habitual, a rechazar ahora cualquier cosa entre las sábanas. El tiene 49 años y ha tenido algunos problemas de erección, pero a mí eso me ha dado igual.

He sido comprensiva y he tratado de ayudarle. Como digo, me ha dado igual. Pero desde hace un mes, aproximadamente, he dejado de tener interés por el sexo. No lubrico como antes ni mucho menos, y me preocupa.

Él lo atribuye a esos pocos "gatillazos! y se culpa pero también me culpa a mí en parte. Necesito ayuda para sobrellevar esto y que todo vuelva a ser como antes. Aurora.

RESPUESTA DEL EXPERTO Observo han ido en paralelo las irregularidades de erección de tu pareja y un cierto desinterés por tu parte en el plano íntimo.

El deseo en el varón se mueve en clave de “protección”, es decir, si aparecen dificultades de erección u otras, surge el miedo y la inseguridad, entonces el deseo se esconde; pero no se esconde porque se apague, sino para protegerse de nuevas decepciones.

Lo que el deseo no sabe es que entonces mi pareja se puede “enfadar” porque no la invito. El que seas comprensiva con su dificultad no sirve de mucho cuando las emociones se gestionan en clave masculina.

Es probable que tras unos iniciales encuentros eróticos marcados por su dificultad se hayan puesto en marcha dos elementos que chocan entre sí: el deseo erótico y el miedo a que se repita su dificultad; en ese duelo siempre acaba ganando el miedo, miedo que se traduce en ansiedad y que origina una lógica respuesta vascular cuya traducción es una pérdida de erección.

En vuestro caso, un sencillo asesoramiento sexológico unido a un apoyo farmacológico inicial, permitirá a tu pareja ir cogiendo confianza y recuperar por ello el deseo erótico. Una vez restaurado su deseo, probablemente esté más proactivo hacia tu persona y colateralmente tu deseo se despierte de nuevo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento