El presidnete de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reivindicado este miércoles su derecho a pronunciarse sobre la reforma prevista para rebajar las penas vinculadas al delito de sedición -lo que beneficiría a los condenados por el 'procés'- porque "sólo faltaría que el señor Torra pudiera decir esto o aquello, hablar de lo que le da la gana, y el PSOE quiera imponer una ley del silencio".

Página 1 de 9