Sánchez pide a los partidos apoyo para ampliar el estado de alarma
Otra panorámica de la madrileña Puerta del Sol completamente vacía por el estado de alarma.
  • Las empresas deben trazar un plan de tesorería para saber cuánto tiempo pueden resistir, ser conscientes de la liquidez de que disponen, eliminar todo gasto superfluo, renegociar créditos y buscar acuerdos de viabilidad (presente y futura) con los empleados.
  • Economistas dan por hecho la entrada en recesión y no descartan algo peor, caer en una depresión: gran disminución sostenida de producción y consumo, quiebras, alto nivel de desempleo y restricción al crédito.

Página 1 de 10