Begoña Villacís, la vicealcaldesa que se resiste a 'entregar la Villa' y se 'rinde' ante los focos

  • La candidata a la Alcaldía de Madrid se presenta al 28M como la alternativa a Vox y salvamento de Ciudadanos.
  • Reivindica su apodo 'terracís', le "obsesiona la imagen", es vegetariana y come jamón; "buena oradora", deportista...
La vicealcaldesa de Madrid y candidata a la Alcaldía, Begoña Villacís.
La vicealcaldesa de Madrid y candidata a la Alcaldía, Begoña Villacís.
Carlos Gámez
La vicealcaldesa de Madrid y candidata a la Alcaldía, Begoña Villacís.

La vicealcaldesa de Madrid, uno de los últimos bastiones del espacio liberal, se resiste a 'entregar la Villa' a quienes creen que su partido desaparecerá del mapa político en las próximas elecciones municipales y autonómicas. Para quienes no conozcan su lado más cercano les bastará con detenerse en la imagen que prestó durante la fiesta de la Comunidad, el pasado 2 de mayo. "Esta Villa ni se rinde ni se entrega" lucía orgullosa en la trasera de su chaqueta; un juego de palabras en la que hace coincidir su apellido con el término tradicional que da nombre al Consistorio.

Con este eslogan, la dirigente madrileña quiso vislumbrar su apuesta por el partido en declive, que pende en buena parte de su mano. Lo cierto es que detrás de esa reivindicación escondía lo que le ha identificado en sus ocho años como concejala, más aún en sus últimos cuatro como vicealcaldesa. Por un lado, trató de imponer una amnesia general sobre su amago de irse al PP en medio del proceso de refundación de CS. Y por otro, con su aparición buscó -y consiguió- su primer gran objetivo de cada acto municipal: captar la atención de los focos. "Le obsesiona la imagen", apuntan quienes trabajan codo con codo junto a la dirigente naranja. 

La vicealcaldesa a su llegada a los actos del 2 de mayo.
La vicealcaldesa a su llegada a los actos del 2 de mayo.
CS

Begoña Villacís se presenta en redes como "abogada y mamá, de familia numerosa". Sin embargo, su figura se extiende más allá de los 160 caracteres establecidos en la biografía de Twitter. En entornos laborales y cercanos, Villacís se autoproclama vegetariana, al tiempo que disfruta sin tapujos de un buen jamón. Sale a correr todos los días y rara vez repite atuendo. Su equipo aprecia sus dotes como oradora, la hiperactividad con la que logra acudir a varios actos en un solo día, y su gran capacidad para memorizar. Cuentan, de hecho, que la vicealcaldesa ha llegado a defender una iniciativa que se había leído por primera vez mientras esperaba al ascensor. 

Pero sobre todo subrayan la que consideran su gran virtud y, a la vez, gran debilidad. "Tiene determinación, ego y fe en sí misma". Y esto a veces juega a su favor, al darle "fuerza y empuje" a la hora de sacar adelante los proyectos y las ideas. Y otras, en cambio, se le vuelve en su contra: "Se sobrevalora. Creía que Alberto Núñez Feijóo se la iba a llevar sin pasar por José Luis Martínez- Almeida ni Isabel Díaz Ayuso".

La lealtad personal hacia el alcalde en la gestión municipal, no obstante, le ha puesto contra las cuerdas durante su primera legislatura. Si bien aguantó la coalición PP-CS que se había roto en Murcia y en la Comunidad de Madrid y se negó a presentar una moción de censura contra el alcalde cuando saltó la polémica de las mascarillas, después, trató de puentear a Almeida en su salto al PP. Esto fue lo que agilizó el abandono masivo de sus concejales.

Begoña Villacís ha sido la adversaria política más visible de Javier Ortega Smith. Frente al rechazo del candidato de Vox a que el Orgullo se celebre en el centro de la capital, la vicealcaldesa ha exhibido su apoyo al colectivo LGTBI con bailes durante la noche madrileña; frente al negacionismo climático de Vox, la vicealcaldesa ha logrado sacar los vehículos con etiqueta C de Madrid Central y frenar el macroparking de Retiro. 

Incluso, Villacís ha hecho suyo el apodo de 'terracís', que le impuso el candidato de Vox por sus terrazas covid. Porque para la vicealcaldesa, haber concedido licencias extraordinarias a bares y restaurantes durante la pandemia es uno de sus mayores triunfos. Recientemente la asociación Hostelería Madrid le otorgó un reconocimiento por su apoyo al sector. "Creo que me lo he ganado, la verdad; pero es que sois parte del alma de nuestra Villa. No hacer nada era lo fácil, pero nos remangamos para tomar decisiones valientes y salvar miles de puestos de trabajo", reaccionó Villacís en Twitter.

Ahora se presenta con nuevos objetivos. La candidata de Ciudadanos al Ayuntamiento propone otorgar privilegios a Madrid por su condición de capital, apuesta por los PAU con más dotaciones y no dar un paso atrás en la lucha contra la violencia de género y en los derechos LGTBI, entre otras iniciativas. En definitiva, Begoña Villacís se presenta al 28M como la alternativa a Vox en el Ayuntamiento de Madrid y el salvamento de Ciudadanos, que se juega su futuro en estas urnas.

Resto de candidatos al Ayuntamiento de Madrid

Redactora '20minutos'

Soy redactora de Política en la sección de Nacional desde 2022. Sigo de cerca al PP desde Génova, el Congreso y, a veces, el Senado. Antes, estuve encargada de la información municipal de Madrid durante tres años, aunque primero me formé en Cultura a mi llegada a 20minutos en 2019. Hice prácticas en El Mundo y en Europa Press. Colaboro en Capital Radio. Graduada en Periodismo por la UNAV. Madrileña con sangre navarra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento