Una madre observa a su bebé durmiendo.
  • La oxitocina hace que el cerebro tenga comportamientos sociales específicos.
  • Con esta hormona, ratones hembra sin hijos escuchaban hasta el más leve sonido de llamada de crías de otras madres y atendían sus necesidades.
  • La oxitocina sube el volumen de la información social procesada en el cerebro.
  • El hallazgo podría tener aplicación en el tratamiento de trastornos de comportamiento provocados por enfermedades o daño cerebral.
Tiffany Bozic titula a esta obra 'Oxytocin' ('Oxitocina'), una hormona presente en los mamíferos y que influye en la conducta maternal
  • Un tratamiento con oxitocina en ratones modificados genéticamente ayuda a reducir los síntomas de trastorno del espectro autista.
  • La ‘hormona del apego' mejora el comportamiento social de ratones con autismo.
  • Los ratones tratados con oxitocina interactuaban más con sus compañeros y hacían menos movimientos repetitivos.
Los trastornos alimentarios afectan a mujeres de todas las edades.
  • Altera las tendencias de los pacientes anoréxicos a fijar la vista en las imágenes de alimentos altos en calorías y formas corporales más gordas.
  • Tomando oxitocina, el paciente redujo su enfoque a partes gordas del cuerpo.
  • La oxitocina es una hormona que se libera de forma natural relacionada con el afecto, incluyendo el sexo, el parto y la lactancia.
Un niño con autismo.
  • Esta hormona normalizó temporalmente regiones cerebrales responsables de los déficits sociales observadas en niños con autismo.
  • Los centros del cerebro asociados con recompensa y reconocimiento emocional respondieron más tras una dosis de oxitocina vía aerosol.
  • La investigación de Yale muestra que la oxitocina facilita la sintonía social.
Un adolescente mira a otra chica mientras pasea con su novia.
  • Esta hormona se libera en el parto, el orgasmo y cuando se está enamorado.
  • Según investigadores alemanes, que dieron oxitocina con un aerosol nasal a un grupo de varones  heterosexuales, hace más fieles a los hombres.
  • El papel clave de la oxitocina para la fidelidad ya se había visto en animales.
Imagen de una mujer embarazada.
  • Se trata de una hormona que es liberada durante la lactancia materna.
  • Un estudio canadiense muestra que la oxitocina facilita las relaciones sociales.
  • Tras inhalar oxitocina todos los voluntarios del experimento eran más extrovertidos.