Tener una buena relación de pareja tiene, según la ciencia, diez beneficios para nuestra salud física y mental

  • La liberación de ciertas hormonas relacionadas con el amor, como la oxitocina o la dopamina, benefician a la salud. 
  • Vivir en pareja se relaciona con menos estrés, hábitos más saludable o una mayor calidad del sueño, entre otras cosas. 
Vivir en pareja, siempre que sea satisfactoriamente, repercute de manera muy positiva en la salud
Vivir en pareja, siempre que sea satisfactoriamente, repercute de manera muy positiva en la salud
Brandon Roberts / Pixabay

No hace falta tener pareja para ser feliz. De hecho, cada vez más gente opta por la soltería, como demuestra que más de 25% de los hogares en España está ocupado por un solo miembro.

Sin embargo, todavía son más los que prefieren compartir su vida con alguien y vivir en pareja, algo que varios estudios científicos corroboran que tiene grandes beneficios para su salud y bienestar psicológicos; aunque seguro que los enamorados no están pensando en eso cuando se dejan llevar por las flechas de Cupido

Eso sí, siempre y cuando las relaciones sean sanas, armoniosas y respetuosas, pues vivir una relación conflictiva produce precisamente el efecto contrario: una salud mucho peor que la que tendríamos estando solteros.

Los efectos adversos, como celos, desengaños, infidelidad… los dejamos para otro día, que esta semana manda San Valentín

1. Es bueno para el corazón

Y no solo en el sentido figurado, pues vivir en pareja conlleva una mejor salud cardiovascular. El amor aumenta los niveles de tres hormonas: dopamina, oxitocina y norepirefrina, todas ellas relacionadas con sentimientos de felicidad y bienestar. Además, disminuye el cortisol, lo que ayuda a regular la tensión arterial y contribuye, por tanto, a tener una mejor salud cardiovascular con todo lo que ello conlleva: menos infartos, ictus, etc. S

egún asegura la Fundación Española del Corazón, “todos los estudios coinciden en que mantener una buena salud emocional, con vínculos afectivos estables en nuestro entorno reduce los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares y además ayuda a mejorar la respuesta ante tratamientos para enfermedades cardiacas”. Es decir, que, en caso de padecer, por ejemplo, un infarto, vivir en pareja te da más posibilidades de reponerte. 

2. Se padece menos estrés

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Chicago en 2010, tener pareja reduce la liberación de cortisol, la hormona que se relaciona con el estrés, el aumento del ritmo cardíaco y la subida de la presión arterial. Además, se incrementa la liberación de oxitocina, hormona que produce el efecto contrario, es decir, que, en casos de estrés, reduce los efectos negativos de este. Por tanto, vivir en pareja hará que las situaciones estresantes no lo sean tanto y que sean más llevaderas. 

3. Un sistema inmune más fuerte

Este beneficio, es, sobre todo, consecuencia del anterior, pues tener elevados niveles de estrés durante mucho tiempo debilita el sistema inmune y nos hace propensos a padecer más enfermedades de todo tipo y a tardar más en reponernos. Además, estar enamorados contribuye a mantener buenos niveles de Inmunoglobulina A (IgA), que ayuda a combatir infecciones y víricas.

4. Duele, pero menos

Dice que el desamor ‘duele’, pero el amor correspondido produce el efecto contrario y es capaz de reducir el dolor físico. Y es que, son varios los estudios que demuestran que estar con el ser amado y tener algún tipo de contacto físico con él -como cogerlo de la mano o abrazarlo- cuando estamos padeciendo algún tipo de dolor, hace que lo notemos menos. Además, un estudio llevado a cabo en la Universidad de Stanford demostró que la etapa de enamoramiento apasionado puede ser tan eficaz como un analgésico, pues activa las mismas zonas del cerebro.

5. Mejor calidad del sueño

Hay gente que asegura dormir mucho mejor solo que acompañados, pero la ciencia ha demostrado que no es así, o al menos a nivel general. Dormir acompañados ayuda a segregar melatonina, reduce los niveles de cortisol y ayuda a quedarse dormido más rápido y alcanzar antes el sueño profundo, el más reparador. 

Este efecto se nota especialmente en las mujeres, según demostraron Científicos de la Universidad de Pittsburgh, que además de conciliar antes el sueño, que se despertaban menos por la noche que las mujeres que dormían solas. Esto mejora significativamente la calidad de vida, pues los efectos tanto para la salud tanto física como mental de dormir mal está sobradamente demostrados por la ciencia.

6. Envejecemos más lentamente

Una de las hormonas que segregamos gracias al amores la melatonina, hormona que no solo ayuda a dormir, también es un potente antioxidante que frena el deterioro que produce el envejecimiento, sobre todo a partir de los 40 años, y así lo demostró un estudio internacional liderado por científicos de la Universidad de Granada (UGR).

7. Menos riesgo de depresión

Vivir en pareja contribuye a tener una mejor salud mental. Un estudio llevado a cabo por investigadores del Departamento de Sociología y Antropología Social de la Universidad de Valencia demostró que el riesgo de sufrir depresión o trastornos como la ansiedad es mayor entre las personas solteras y divorciadas.

8. Estilo de vida más saludable

La revista médica americana mensual Archives of Internal Medicine asegura que seguir un estilo de vida saludable es más fácil si se hace en pareja. Hábitos como dejar de fumar, hacer deporte o comer bien tienen más probabilidades de llevarse a cabo si nuestra pareja nos acompaña.

9. Estamos y nos sentimos más guapos

Estar enamorados aumenta los niveles de estrógenos, lo que repercute de manera positiva en el aspecto de la piel, el cabello y las uñas. Además, sentirse queridos mejora la imagen que tenemos de nosotros mismos y eleva la autoestima.

10. Una vida más larga

Todos los beneficios que el amor ejerce sobre nuestra salud tienen como consecuencia que vivamos más y con menos enfermedades. Así lo demuestran varios estudios, como el publicado en ‘Psychological Science’, de la Association for Psychological Science, que asegura que vivir en pareja de manera satisfactoria disminuye las probabilidades de fallecer en los ocho años siguientes en comparación con las personas solteras o las que tienen una relación conflictiva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento