Hemingway en torno a los cuatro años, con un rifle de juguete en las manos
  • La prolija exposición por primera vez del archivo personal del escritor revela la intimidad de una persona dolorida, violenta, genial y compleja.
  • 'Hemingway: entre dos guerras', en el Museo Norman de Nueva York, aprovecha la manía del autor de guardarlo todo: cartas, fotos, cuadernos, recortes...
  • Cuando su entonces amigo Scott Fitzgerald le sugirió numerosas correcciones al manuscrito de 'Adiós a las armas', Hemingway le contestó: '¡Vete a la mierda!'.
Ernest Hemingway (tercero per la izquierda), Herbert Matthews, periodista del 'New York Times' (segundo por la izquierda) y dos soldados republicanos.
  • 'Yo, Hemingway. Confesiones desde el otro lado' es la última obra del extremeño.
  • Describe cómo el fantasma de Hemingway se le aparece al autor para contarle su vida y explicarle los motivos de algunas de las decisiones que tomó.