Las frases más destacadas de Pedro Sánchez en 'Manual de resistencia'

Sale a la venta 'Manual de Resistencia', el libro del presidente del Gobierno.
Sale a la venta 'Manual de Resistencia', el libro del presidente del Gobierno.
Eduardo Parra - Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cree que su historia como líder socialista —por dos veces— es también "la del triunfo de la democracia" en el PSOE, un partido en el que se sintió desde el principio como un "intruso" al que las élites no querían pero que tuvo el apoyo incontestable de la militancia.

Así lo cuenta el presidente del Gobierno en su libro Manual de resistencia, que ha salido este martes a la venta y este jueves presenta, y en el que relata su periplo en el partido y otros hechos como la moción de censura que le llevó a La Moncloa y sus primeras medidas al frente del Ejecutivo. Estas son las frases más destacadas:

Sobre su salida de Ferraz: "Era evidente que existía una corriente de opinión que planteaba nuestro paso a la oposición, pero para ello debíamos abstenernos y dejar gobernar a Rajoy. Yo les pedía claridad. (…) Sin embargo optaron por una maniobra: la dimisión de 17 miembros de mi Ejecutiva con la que pretendían forzar mi dimisión. (…) Todo fue terriblemente duro. Me permitió saber a quién podía considerar mi amigo y a quién no. (…) Al llegar a casa, Begoña me esperaba con lágrimas en los ojos, porque no entendía bien lo que había sucedido. Empecé a cobrar conciencia de la capacidad de resistencia que yo podía llegar a tener".

Sobre la expresidenta de Andalucía, Susana Díaz: "Unos meses después, cuando comenzaron sus dificultades para formar Gobierno en Andalucía, me ofrecí para gestionar con Pablo Iglesias lo que fuera necesario, pero ella prefirió hablarlo directamente con él. Hubo numerosos desplantes, en público y en privado, destinados a mí, pero que hacían un daño enorme al partido. Hasta tal punto fue así que el propio Felipe González hubo que intervenir. El secretario general del PSOE debe hablar con los territorios (...) pero otra cosa muy distinta es tener una ejecutiva federal hecha al dictado de las direcciones territoriales. Esa debilidad resulta nociva para España".

Sobre la aplicación del 155: "Rajoy me había venido asegurando que no habría cargas policiales. Había dado nuestro apoyo al Gobierno, y había cumplico mi palabra. Por contra, él me había fallado. Durante toda la crisis me di cuenta de que Rajoy no quería aplicar el 155; se resistía, pero sufría presiones internas. (...) El 1-O podíamos haber hecho que cayera un Gobierno y no lo hicimos. (...) El 155 fue como un bálsamo para la sociedad catalana. La intervención y la reconstrucción del Gobierno sentaron bien a la sociedad catalana en su conjunto, a la economía, a las empresas y a la política".

Su relación con Ciudadanos: "Tras la victoria de Inés Arrimadas, lo que me sorprende de forma inmediata es que Ciudadanos no haga nada. Ciudadanos no hizo absolutamente nada. Ellos, como partido, han nacido marcados por el conflicto y se desenvuelven bien en el enfrentamiento, pero en el aspecto dialogante de la política están perdidos, sencillamente no saben. El diálogo, en este asunto, los deja fuera de juego porque el conflicto está en su ADN".

Sobre su negociación con los independentistas: "No hubo nada de eso, jamás negocié con los separatistas su apoyo a mi investidura".

Sus primeros cambios al llegar a La Moncloa: "Esa primera decisión fue renovar el colchón de la cama de matrimonio y pintar nuestra habitación del Palacio de la Moncloa. Decidimos no cambiar nada más, salvo colchón y pintura por razones que entiende cualquiera que haya vivido en un piso amueblado. Además el refranero asegura que 'dos que duermen en el mismo colchón acaban siendo de la misma opinión' y yo quería mantener mi criterio alejado del de mi predecesor".

Sobre su amistad con el rey Felipe VI: "Enseguida nos reconocimos mutuamente como las personas que íbamos a sacar al país del riesgo del bloqueo. Conectamos de forma especial, confiamos el uno en el otro y se estableció una relación muy franca. Hablábamos por teléfono de manera regular. Una corriente de confianza mutua se estableció entre nosotros. (...) Se fraguó entre Felipe VI y yo una relación de complicidad que superó, y sigue superando a día de hoy, lo institucional".

Sobre Vox: "La pugna entre las derechas no deja de tener un beneficiario: Vox, que engorda a costa del discurso extremista y recentralizador de PP y Cs".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento