El GP de Bélgica bajo la lluvia