Las comunidades aceptan el reparto del Gobierno y acogerán a 200 niños para descongestionar los centros de Ceuta

  • La Comunitat Valenciana acogerá a 25 niños, y Madrid y Galicia recibirán a 20 cada una
  • Solo la Comunidad de Madrid vota en contra del reparto, aunque asumirá su cuota
  • El Gobierno aprueba un crédito extraordinario de cinco millones de euros para sufragar los gastos de las comunidades
Reparto de los menores inmigrantes
Reparto de los menores inmigrantes
Henar de Pedro
Niños cruzan a nado la frontera de Marruecos con Ceuta.
Europa Press

El Consejo Interterritorial de Servicios Sociales votó y aprobó este martes el reparto diseñado la semana pasada por el Ministerio de Derechos Sociales para distribuir a 200 de los menores extranjeros que estaban acogidos en Ceuta desde antes de la crisis migratoria de la semana pasada. Únicamente la Comunidad de Madrid ha votado en contra del reparto, aunque asumirá su cuota de 20 niños. La Rioja, por su parte, ha argumentado que no tiene capacidad suficiente para acoger a los 17 niños que le correspondían y solo alojará a cinco: los otros 12 los asumirá la Comunitat Valenciana, junto a los otros 13 que le tocaban.

El método de reparto fue consensuado con las comunidades la semana pasada, y ha tenido en cuenta criterios como la población de cada autonomía, su renta per cápita, su tasa de paro o la presión asistencial que han tenido en los últimos meses por la llegada de menores migrantes. Además de la Comunitat Valenciana, con 25 (sus 13 y 12 de los que iban a ir a La Rioja), Madrid y Galicia son los territorios que más menores acogerán, 20 cada una, junto a Castilla y León (un total de 18), y Cataluña (con un total de 15).

Reparto de los menores inmigrantes
Reparto de los menores inmigrantes
Henar de Pedro

El realojo de estos 200 menores tiene como objetivo reducir la saturación de los centros de acogida de Ceuta, completamente desbordados tras la crisis migratoria de la semana pasada. Solo se trasladará a niños y adolescentes que ya estaban en la ciudad antes de la semana pasada, y del reparto se ha excluido a Melilla y Canarias -además de, obviamente, a Ceuta- por ser los territorios que más repletos tienen sus servicios de acogida.

En el extremo contrario al de la Comunitat Valenciana se sitúa Navarra, la autonomía donde se enviará a un número menor de niños y adolescentes: tan solo seis. Siete irían a la Región de Murcia y a Cantabria, mientras el País Vasco acogería a ocho y Aragón, a nueve. 33 menores serán trasladados a centros en Asturias, Baleares y Extremadura (11 a cada comunidad), mientras el reparto prevé que Andalucía acoja a 13 menores y Castilla-La Mancha, a 14.

Muchos de los niños y adolescentes que han cruzado estos días la frontera, no obstante, quieren regresar a Marruecos, y en algunos casos tienen una edad mucho más corta que la que habitualmente tienen los migrantes. Moncloa, de hecho, sospecha que decenas de niños cruzaron la frontera engañados. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, aseguró este martes que el Ejecutivo está "trabajando con Marruecos" para aclarar estas situaciones y afirmó que "se han realizado trámites de reagrupación familiar en el caso de los menores que habían expresado voluntad de regresar con sus familias".

Cinco millones de euros a las comunidades

Para hacer frente a los gastos derivados de la acogida de estos 200 menores, el Gobierno pondrá a disposición de las comunidades autónomas un crédito extraordinario de cinco millones de euros. Fuentes del Ministerio de Derechos Sociales aseguran que el Consejo de Ministros celebrado este martes ha dado luz verde a la distribución de ese dinero.

Pese a que Ceuta no ha entrado en este reparto de menores, sí recibirá una parte del dinero, en concreto 500.000 euros para ayudar a costear el gasto que supone el cuidado de los cientos de niños y adolescentes que accedieron irregularmente la semana pasada a España. El resto del dinero, 4,5 millones de euros, se distribuirá entre las comunidades autónomas en proporción al número de niños, niñas y adolescentes que acojan.

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, agradeció a todas las comunidades su "colaboración" tras el encuentro de este martes y apuntó que la crisis migratoria de la semana pasada pone "de manifiesto la necesidad de contar con una estrategia estable que no requiera estudiar una reacción diferente en cada caso". El Ministerio se ha puesto un plazo de dos meses para establecer un modelo y aprobarlo en el Consejo Interterritorial con las autonomías.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento