Alertan del riesgo de coronavirus en las granjas de visón americano: "Es un problema global importante"

Vison americano enjaulado en una granja sueca.
Vison americano enjaulado en una granja sueca.
SERVIMEDIA

Las granjas de visón americano suponen un riesgo en la pandemia de la Covid-19 porque estas instalaciones pueden ser reservorios del último coronavirus, por lo que conviene aumentar su vigilancia, realizar test a animales y trabajadores, y secuenciar la cadena del virus para encontrar posibles mutaciones, según apuntaron este martes dos científicos españoles.

Así se desprendió del seminario online 'Granjas de visón: bombas biológicas en tiempos de Covid', organizado por WWF y celebrado este martes con la participación de Elisa Pérez, viróloga veterinaria del Centro de Investigación en Sanidad Animal del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA-CISA); Nacho de Blas, epidemiólogo veterinario de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, y Gemma Rodríguez, responsable del programa de especies de WWF España.

Diversos estudios han documentado la existencia de coronavirus en gatos, perros, leones, tigres, pumas, leopardos de las nieves y visones. Sin embargo, el visón americano es la única especie en la que se ha demostrado el contagio del virus SARS-CoV-2 de animal a ser humano.

Los primeros casos de visones americanos contagiados se notificaron el pasado mes de abril en Países Bajos, que ha llegado a tener brotes en 70 granjas. En total, se han declarado 398 brotes en granjas de 11 países: Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Italia, Lituania, Países Bajos, Polonia y Suecia.

"Es un problema global importante", apuntó Pérez, quien añadió que ya ha habido brotes de coronavirus en siete de los ocho principales productores de pieles de visón en Europa.

Brote en España

En España hubo un brote en Puebla de Valverde (Teruel), cuya instalación ha quedado suspendida. Ahora hay 32 granjas de visón americano en activo en el país, sobre todo en Galicia, pero también en Castilla y León, Comunidad Valenciana y País Vasco.

Según Pérez, la elevada densidad de los visones americanos en las granjas favorece un contacto estrecho y posibles contagios masivos, pues la infección es asintomática en un alto porcentaje de los animales. Además, indicó que muchas de esas instalaciones tienen "deficientes" medidas de bioseguridad y "los escapes son frecuentes".

Se ha comprobado que pueden transmitir el coronavirus a los humanos

Pérez defendió que los brotes en las granjas de visón americano son peligrosos porque "se ha comprobado científicamente que pueden transmitir el coronavirus a los humanos" (el 68% de los trabajadores de esas instalaciones en Países Bajos se contagió), de manera que "el impacto en salud pública está claro, es evidente y no se puede negar".

Según Nacho de Blas, el 60% de las enfermedades humanas infecciosas son zoonóticas, al menos un 75% de los agentes patógenos de las enfermedades infecciosas emergentes del ser humano (incluido el ébola, el VIH o la influenza) tienen un origen animal, cinco nuevas enfermedades humanas aparecen cada año (tres de ellas de origen animal) y el 80% de los agentes patógenos que pueden utilizarse con fines de bioterrorismo son zoonóticos.

Vigilancia y detección

Para evitar que el coronavirus se propague en estas granjas, organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) recomiendan transparencia (con un censo internacional de granjas y declaración obligatoria de enfermedad en animales), detección precoz (programas de vigilancia coordinada entre servicios veterinarios y de salud pública), bioseguridad (uso obligatorio de EPIs y control de acceso y de movimientos) y colaboración internacional (compartir la información epidemiológica y virológica).

"Nos sobran las razones para pedir el cierre de las granjas de visón americano", sentenció Gemma Rodríguez, que achacó razones de salud pública, que esta especie es una de las más invasoras, y motivos de bienestar animal porque no se justifica "explotar" un animal criándolo en una jaula durante toda su vida para un fin estético.

Rodríguez destacó el impacto ecológico porque el visón americano tiene "muchísima capacidad de colonizar" (está presente en tres de los cinco continentes), se ha documentado que en España ha desplazado de sus hábitats en ríos a cerca de 50 especies nativas y abundan sus escapes al medio natural.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento