Compartir piso es una opción cada vez más habitual por culpa de la crisis.
  • Son gente de mediana edad, mileuristas y familias alquilan habitaciones forzosamente por no poder acceder a una casa.
  • Barcelona tiene las habitaciones más caras del país a causa de la alta demanda, su precio aumentó un 2,9% en 2019.
  • La Síndica de Greuges reclama un estudio que ponga cifras al problema, ya que todavía no existen estadísticas oficiales.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social en coordinación con las 25 entidades sociales y religiosas que conforman la Mesa Estratégica de Personas Sin Hogar, tiene activas un total de 547 plazas este invierno, dentro de la llamada campaña de frío, lo que supone alrededor de medio centenar de plazas más que el año pasado.

Página 1 de 7