Un equipo de especialistas liderados por la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Maternofetal, Genética y Reproducción del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha realizado con éxito tres cirugías en gestantes que presentaban placenta previa y ácreta. La intervención la han diseñado para resolver esta "severa y doble anomalía de la inserción placentaria" que puede poner en "grave peligro" la vida de la madre y del recién nacido al originar "un sangrado catastrófico" durante el parto.

Luna, con sus padres Nuria y Alberto, tras recibir el alta.

Página 1 de 5