Alegría, pocos viajes y temor ante la 'nueva normalidad'

La estación de tren de Atocha también fue escenario de reencuentros.
La estación de tren de Atocha, escenario de reencuentros este domingo.
Jorge Paris
La estación de tren de Atocha, escenario de reencuentros este domingo.
JORGE PARÍS

España puso este domingo fin a algo más de tres meses de estado de alarma y entró de lleno en la ‘nueva normalidad’, otra etapa en la lucha contra la pandemia de la Covid-19 en la que, sin perder de vista la propagación del coronavirus, la reconstrucción económica y social se convierte en la principal prioridad.

La batalla contra la pandemia continúa porque sigue habiendo contagios, pero desde ayer lo hace en un escenario diferente en el que se quiere, sobre todo, recuperar la actividad económica y aliviar las restricciones que han marcado la vida diaria de los ciudadanos en los últimos meses.

Los españoles tendrán que continuar utilizando mascarillas en lugares públicos, deberán mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros y las medidas estrictas de higiene para prevenir contagios, pero se flexibilizan los desplazamientos, las reuniones y otras actividades.

Aunque a partir de ahora son las comunidades autónomas las que gestionan los aforos y las medidas de control sanitario, ayer se levantaron en todo el país las restricciones a la movilidad interterritorial al permitirse los desplazamientos por toda España.

Se trata de una medida que muchos ciudadanos llevaban tiempo esperando para poder reencontrarse con familiares o amigos residentes en otras regiones y que, en muchos casos, llevaban meses sin verse físicamente.

Aunque algunos pronosticaban este domingo una especie de éxodo masivo desde las principales ciudades, las carreteras españolas no registraron ayer retenciones en la primera jornada bajo la ‘nueva normalidad’ y el tráfico fue fluido tanto para salir de las grandes áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona, como en las cercanías de las playas.

Incluso se registró menos tráfico que el fin de semana anterior para ir de Madrid capital a la sierra por la A-1, según informó la DGT, que solo detectó pequeñas retenciones en la CV-500 a la altura de El Saler (Valencia) en dirección a Cullera.

El hecho de que el estado de alarma concluyera en domingo también limitó los desplazamientos de salida desde las grandes ciudades al finalizar el fin de semana, un día en el que el mayor tráfico suele darse de regreso. También influye, no obstante, el miedo al virus y al contagio, que sigue latente en la sociedad y hace que muchos ciudadanos opten todavía por la prudencia.

En ese sentido, el Gobierno tampoco oculta que existe preocupación por el riesgo de posibles rebrotes y ha decidido reforzar el Sistema Nacional de Salud (SNS) con más recursos financieros. El presidente Pedro Sánchez lo subrayó este sábado al pedir al país que no baje la guardia en este nuevo periodo porque "el virus puede volver y puede sacudirnos de nuevo en una segunda ola, y hay que evitarlo a toda costa".

Pero la llegada de la ‘nueva normalidad’ también supuso ayer la reapertura de las fronteras con la Unión Europea, a excepción de Portugal, país con el que se mantendrán cerradas hasta el próximo 1 de julio. En el paso de La Junquera (Girona), la conexión principal por carretera entre España y Francia, el servicio de tráfico de la Generalitat de Cataluña informó al mediodía de que el tráfico de vehículos que entraban a España prácticamente duplicaba al de salida: 3.502 vehículos procedentes de Francia frente a los 1.562 que cruzaron en sentido norte.

También hubo movimiento en la frontera de Irún (Guipúzcoa), donde a primera hora de la mañana comenzaron a llegar ciudadanos franceses al barrio fronterizo de Behobia para comprar tabaco, el tesoro más preciado, pues el cartón cuesta a este lado del Bidasoa menos de la mitad que en Francia: sobre las 7.30 horas comenzaron a formarse colas en los tres estancos autorizados en esta zona comercial, que agrupa un centenar de establecimientos.

Igualmente, comenzaron a recuperar la actividad los aeropuertos españoles, que este domingo recibieron unos 100 vuelos procedentes del espacio Schengen. Además, AENA tenía previstos un total de 225 vuelos domésticos en la red de aeropuertos nacionales.

Por otro lado, la operación Balmis de las Fuerzas Armadas para la lucha del coronavirus concluyó después de 99 días vigente, en los que el Ejército ha realizado más de 20.000 actuaciones por todo el país. Las Fuerzas Armadas han prestado apoyo en 2.302 localidades y de esas 20.000 intervenciones realizadas, 11.061 han correspondido a desinfecciones; 5.301, a actuaciones en residencias; otras 3.477 en hospitales o centros de salud; y 1.340, en centros sociales.

La Guardia Civil, por su parte, ha realizado 50.000 acciones humanitarias para garantizar los servicios esenciales y ha desplegado 900.000 dispositivos para evitar reuniones y desplazamientos injustificados durante los casi 100 días del estado de alarma

El Congreso debate la nueva etapa

El pleno del Congreso debatirá este jueves el decreto ley de la ‘nueva normalidad’ y votará su convalidación con la mayoría a favor prácticamente asegurada.

Aunque todavía no se conoce el sentido del voto de PPERC, la mayoría parlamentaria que convalidará el decreto está prácticamente amarrada, ya que el apoyo de Ciudadanos y del PNV, sumado a los votos de los diputados del PSOE y de Unidas Podemos, colocan el número de síes en la Cámara en 171.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento