Las obras de ampliación de aceras de la calle Atocha.
Las obras de ampliación de aceras de la calle Atocha. JORGE PARIS

Aunque 2019 promete ser políticamente agitado ante la inminencia de una triple, quién sabe si cuádruple, cita electoral, la Comunidad de Madrid tendrá protagonistas suficientes en todos los planos de la realidad. El nuevo año aguarda a desplegarse a pie de calle (con la reforma de Atocha, por ejemplo), bajo tierra (con la apertura de Arroyo Fresno tras dos décadas de espera) y a la altura de las azoteas de los nuevos rascacielos que seguirán alzándose.

Urbanismo con nuevo vecino en Colón

La capital continuará sometida a un gran proceso de transformación. La demolición del icónico Vicente Calderón, la construcción del edificio Axis de Norman Foster para Colón y de la torre residencial de Legazpi cambiarán el skyline en los próximos meses.

Si todo sale según lo previsto, las lonas se descolgarán por fin en el entorno de Canalejas, la ronda de Atocha y la Finca de Vista Alegre de Carabanchel. A ello hay que añadir el despliegue de nuevos pasos en los proyectos de Plaza de España (para la plaza y el edificio), del quinto rascacielos de Plaza de Castilla y de la megaoperación urbanística de Madrid Nuevo Norte.

Movilidad: cierra Recoletos

El año arrancará con las tarifas congeladas en Metro, pero sin solución a la vista para las aglomeraciones que denuncian los sindicatos. La contratación de nuevos maquinistas en verano intentará aliviar la situación. En Cercanías, también sin variación en el billete, Fomento tendrá que dar cuenta de las mejoras comprometidas para la red. La conexión subterránea de Sol a Gran Vía se estrenará hacia mitad de año, réplica del templete de la Red de San Luis incluida, y Adif cerrará para su renovación el túnel de Recoletos, cortando la circulación en verano.

Además, el suburbano se ha comprometido a inaugurar la estación de Arroyo Fresno 20 años después de construirla. Una de las mayores apuestas de movilidad en la capital, Madrid Central, dejará de estar en pruebas desde marzo, en principio, con lo que las infracciones se penarán ya con multas económicas.

Quién quiere ser candidato

Las elecciones del 26 de mayo marcarán el ritmo de la política madrileña. En Cibeles y Sol, los bloques de centroizquierda y centroderecha se repartieron el poder en 2015 por la mínima. Y el resultado es, a cinco meses, imprevisible. La primera incógnita que deberá resolverse es quiénes encabezan las principales opciones. En la Comunidad, el PSOE ya ha confirmado a Ángel Gabilondo y, a falta de que se enhebre la confluencia con IU, el dirigente de Podemos Íñigo Errejón la liderará. En Ciudadanos, Ignacio Aguado deberá competir en primarias por la reelección, mientras que en el PP, Pablo Casado aún no ha aclarado si confía en el presidente Ángel Garrido para mantener el Ejecutivo que ganó la dimitida Cristina Cifuentes.

En el Ayuntamiento, solo es segura la alcaldesa, Manuela Carmena, que ha creado su propia plataforma Más Madrid, alrededor de la que quiere aglutinar a más fuerzas. Ni PSOE ni PP han dado aún con su nombre, mientras Begoña Villacís no encontrará ningún obstáculo para su designación.

En el resto de la Comunidad, los ojos están puestos en el cinturón rojo, el conjunto de grandes ciudades del sur que hace cuatro años logró sumar el PSOE con pactos más o menos estables con una izquierda ahora en pleno proceso de reconfiguración, acuerdos que también se engarzaron en Alcalá de Henares o San Sebastián de los Reyes. Está por ver qué ocurre con la única gran mayoría absoluta que conserva el PP, la de Torrejón, y si retiene Las Rozas y Pozuelo, del mismo modo que la izquierda su feudo en Rivas y Cs, Arroyomolinos.

Los vía crucis judiciales

La política tendrá durante estos meses otro escenario: las salas de Justicia. En 2019, la expresidenta Crisina Cifuentes conocerá el veredicto del caso máster, por el que se enfrenta a una petición de cuatro años de cárcel. Su antecesor, Ignacio González, sigue bajo sospecha y a la espera de juicio por su presunta vinculación con la trama Lezo, que le llevó a prisión preventiva 200 días. Tras las últimas informaciones que señalan a Esperanza Aguirre, la Púnica seguirá encabezando titulares.

Las leyes por hacer (o no)

Con solo media docena de plenos por delante antes de la extinción de la legislatura, la Asamblea deberá pisar el acelerador si quiere desatascar algunos de sus proyectos estrella como la ley del suelo, la de patrimonio histórico o la reforma del Estatuto. Además, Podemos impulsará un cambio en la ley contra la violencia de género para incluir casos como los de Diana Quer o Laura Luengo.

Ayuntamiento y Comunidad tienen aún que perfilar sus protocolos contra la proliferación de las viviendas turísticas y queda por saber qué decide el PP para las salas de juego o materializa una reforma del espacio universitario. Además, en Medio Ambiente, la batalla por la basura asoma compleja: a la espera de ampliaciones o nuevas plantas, los tres vertederos madrileños llegarán a su máximo. En Educación, 2019 será el año en el que la demorada ley de libros de texto gratis se generalice para todos los alumnos que lo deseen, y en el que matricularse en las escuelas infantiles públicas no tendrá coste alguno para las familias.

Cultura y más: Lorca, con Orgullo

El centenario de la llegada de Federico García Lorca a Madrid y el aniversario del Prado coparán la agenda cultural. Toulouse-Lautrec, Man Ray, Giacometti y Balthus serán los nombres propios de las exposiciones en el escaparate museístico. Además, se sabrá si la candidatura del eje Prado-Retiro pasa la primera criba para convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

Por otra parte, el Orgullo celebrará diez jornadas de reivindicación hasta el sábado 6 de julio, día de la marcha. En deportes, la capital acogerá la final de la Champions en el Wanda, la Copa del rey de baloncesto o el doblete tenístico Davis–Mutua.

Consulta aquí más noticias de Madrid.