Cerrar los ojos nos hace disfrutar más de los besos.
  • La vista es el sentido del que más dependemos y por el nos llega aproximadamente el 80% de la información. Por eso, a más estímulo visual, menos sensibilidad táctil.
  • Actividades como besarse o tener sexo necesitan que sentido del tacto esté al 100% para que sean más placenteras.

Página 1 de 10