Miles de personas se manifiestan en Madrid para pedir al Gobierno que frene la escalada de precios

Un grupo de personas asiste a una concentración contra los altos precios de la energía eléctrica, desde Atocha a la Plaza Jacinto Benavente, a 23 de marzo de 2022, en Madrid (España). Esta es una de las concentraciones que se están desarrollando en España, convocada por sindicatos como CCOO, UGT, UPTA, Uatae, Facua y CEAV para reclamar "medidas contra la escalada de los precios y que esta situación no dañe al empleo". CCOO reclama una política general de país que "evite que el impacto de esta crisis y de la guerra afecte a las rentas más bajas y al tejido productivo, que son los que más sufren las crisis". 23 MARZO 2022;MADRID;ENERGÍA ELÉCTRICA;CONCENTRACIÓN Ricardo Rubio / Europa Press 23/3/2022
Un grupo de personas asiste a una concentración contra los altos precios de la energía eléctrica, desde Atocha a la Plaza Jacinto Benavente, a 23 de marzo de 2022, en Madrid.
Europa Press

Varios miles de personas, entre 4.000 y 5.000 según cálculos de los convocantes y medio millar, según la Delegación del Gobierno, se han manifestado esta tarde en Madrid para pedir al Ejecutivo que frene la escalada de los precios y adopte medidas de acompañamiento social para los ciudadanos y familias más vulnerables.

Convocados por CC.OO., UGT, UPTA, Uatae, Facua y CEAV, los manifestantes han recorrido el tramo entre Atocha y la Plaza de Jacinto Benavente en un ambiente tranquilo, sin incidentes destacables, y bajo una fina lluvia que no ha impedido la marcha de la manifestación.

En la cabecera de la misma, tras una pancarta con el lema 'Contener los precios, proteger el empleo, hay que frenar el deterioro de nuestras condiciones de vida', se han situado los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente; los responsables de las organizaciones de autónomos UPTA y Uatae, Eduardo Abad y María José Landaburu; Ignacio Tudela (Facua), y Manuel Osuna (CEAV).

En declaraciones a la prensa a su llegada a la manifestación de Madrid, una de las 58 que han convocado para hoy en toda España, los líderes sindicales han lanzado mensajes dirigidos a la UE, al Gobierno español y a la patronal CEOE.

En primer lugar, Sordo y Álvarez han destacado la necesidad de que el Consejo Europeo que arranca mañana modifique el sistema de fijación de precios de la electricidad para que la cotización del gas no sea la que marque los precios de la luz o para que, en palabras del líder de CC.OO., "no se pague el panga a precio de caviar".

"Europa se enfrenta entre mañana y pasado mañana a un reto similar a cuando tuvo que decidir si se ponían en pie los fondos de recuperación sufragados con deuda común. La decisión que se tome sobre posibilitar que bajen los precios energéticos, de la luz y la inflación es decisiva para el futuro de España y de la UE", ha señalado Sordo.

Por su parte, Álvarez ha denunciado que este sistema para fijar los precios "está arruinando a los autónomos, a los ciudadanos y a algunas empresas" y ha destacado que toda Europa "clama" por un cambio en la regulación de los precios energéticos.

Piden al Gobierno medidas para controlar los precios

Al Gobierno español le han pedido que despliegue un "amplio catálogo" de medidas para apoyar a los sectores más impactados por los altos precios energéticos y medidas de acompañamiento para las personas vulnerables y con rentas más bajas, que no pueden afrontar el pago de la factura de la luz o que el alquiler se revalorice de acuerdo a la inflación.

Así, Álvarez ha reclamado al Ejecutivo que adopte medidas de control de los precios y acabe con la situación actual, donde "unos pocos se están forrando a costa de la guerra". "Y no solo lo hacen las eléctricas, también están los que han multiplicado los precios de los productos de primera necesidad sin ningún otro argumento más que la especulación y el acaparamiento", ha denunciado.

Por último, han lanzado un mensaje a la CEOE, con quien CC.OO. y UGT están negociando un nuevo acuerdo de negociación colectiva (AENC) para los próximos dos o tres años. Los dirigentes sindicales han advertido a la patronal de que "no se van a resignar" a que la crisis la paguen los trabajadores.

Así, han señalado que los salarios tienen que crecer en España y, si ahora no pueden hacerlo al ritmo de la inflación (actualmente por encima del 7%), tendrán que hacerlo cuando baje el IPC y la economía se recupere, pero en ningún caso sin perder poder adquisitivo.

"Si el Gobierno y la CEOE quieren un pacto de rentas tiene que haber medidas drásticas para bajar la energía y cláusulas de revisión salarial que garanticen el poder adquisitivo de los trabajadores", ha apuntado Sordo.

Desde UPTA, su presidente, Eduardo Abad, ha lanzado un mensaje de unidad entre trabajadores -por cuenta ajena y propia- y ha pedido medidas "justas, rápidas y contundentes" ante esta situación de incertidumbre por la guerra.

"Es fundamental que hoy quede claro que estamos juntos para reclamar medidas justas, rápidas y contundentes", ha insistido Abad, tras remarcar la necesidad de repartir el esfuerzo económico y que no solo recaiga en la clase obrera y los autónomos, como ha sucedido en otras crisis.

También por parte de los autónomos, la secretaria general de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae), María José Landaburu, ha afirmado que es el momento de tomar decisiones y "pararle los pies" a los oligopolios, sobre todo a los vinculados a la energía, y controlar los precios. "La mayoría social de este país le dice al Gobierno y a Europa que tienen que elegir entre nosotros y los oligopolios", ha remarcado.

Desde Facua, Ignacio Tudela ha subrayado la urgencia de que la Unión Europea y el Gobierno de España pongan freno a la "desorbitada" escalada de precios y ha instado a "intervenir y recortar" los "desproporcionados" beneficios de los "grandes oligopolios" en sectores como el eléctrico o en otros de servicios de suministros. "La respuesta debe ser contundente", ha enfatizado.

Actuar cuanto antes

Sobre las 19.00, la cabecera de la manifestación entraba en la Plaza de Jacinto Benavente, donde los convocantes han leído un manifiesto en el que instaban al Gobierno a "actuar con celeridad".

"La sociedad española vive con una profunda preocupación y gran malestar la escala desbocada de los precios que desde hace meses sufrimos en nuestro país", decía el texto.

En el manifiesto, las organizaciones convocantes alertaban de que las perspectivas "no son buenas", después de que el Índice de Precios al Consumo (IPC) alcanzara el 7,6% en febrero.

"La desigualdad y la pobreza eran problemas urgentes antes de la escalada de esta situación", que ahora hay que abordar "de manera inaplazable". Los convocantes consideran que tanto el Gobierno como la UE tienen "la obligación de desplegar todas las iniciativas" para frenar la escalada de precio, atajar los precios especulativos y dar seguridad a la ciudadanía.

En concreto, el texto leído al cierre de la manifestación reclamaba que los precios del gas no pueden marcar "el precio de la electricidad que se genera a través de otras energías más baratas". En este sentido, también reivindicaban que Europa ganara "autonomía estratégica".

En lo que respecta a la protección de la ciudadanía, el manifiesto recordaba que "solidaridad es la base del modelo social europeo". Por esta razón, recomendaba a las autoridades a "cuidar y extender" y prestar atención a "sectores absolutamente estratégicos" para el desarrollo que ahora se encuentran afectados, como la industria, la agroganadería, la pesca o el transporte.

Ante la situación de incertidumbre generada por la situación actual, las organizaciones han planteado la activación del Mecanismo Red para proteger los empleos y replicar mecanismos similares para los autónomos.

"Que el Gobierno de España y la UE actúen para contener escalada disparatada de los precios, proteger el empleo y frenar el deterioro de nuestras condiciones de vida", concluía el manifiesto, con la misma proclama que rezaba la pancarta que abría la manifestación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento