Calviño cede ante Iglesias y se abre ahora a medidas para proteger a los arrendatarios

Nadia Calviño durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros en Moncloa.
La ministra de Economía, Nadia Calviño.
Eduardo Parra / Europa Press

El Gobierno estudia medidas específicas destinadas a la protección de los arrendatarios. Así lo señaló este lunes la ministra de Economía, Nadia Calviño, que precisamente ha sido una de las integrantes del Gobierno más reacias a extender a los alquileres la moratoria ya aprobada para el pago de las hipotecas, pero que incluyó a los "arrendatarios" como uno de los grupos "vulnerables" para los que el Ejecutivo prepara "medidas adicionales de protección". Otros son las trabajadoras del hogar o los cuidadores de personas dependientes.

Calviño hizo el anuncio tras reunirse esta mañana con sindicatos y patronal con el fin de analizar el impacto de las medidas económicas puestas en marcha la semana pasada por el Gobierno para hacer frente a la crisis del coronavirus. La ministra de Economía aseguró que, "en general", los agentes sociales "valoran la respuesta que ha dado" el Ejecutivo a la crisis, pero afirmó que en esa reunión se han planteado "cuestiones" en las que se debe "seguir trabajando", como por ejemplo los alquileres.

Que sea Calviño quien plantea la posibilidad de nuevas medidas para los arrendatarios tiene una importancia capital, dado que ha sido precisamente ella la ministra más beligerante contra una medida -la de suspensión temporal del pago de los alquileres para familias en dificultades- que vienen pidiendo con insistencia en los últimos días tanto los ministros de Unidas Podemos, con el vicepresidente Pablo Iglesias a la cabeza, como algunos dirigentes del PSOE (entre ellos los titulares de Transportes o Seguridad Social, José Luis Ábalos y José Luis Escrivá).

Ábalos, de hecho, lo planteó abiertamente el pasado jueves, cuando aseguró que el Gobierno va a "seguir estudiando cómo extender estas ventajas a aquellas personas que, en la situación actual, hayan podido ver agravadas sus condiciones para hacer frente al pago del alquiler". Frente a ellos, otro sector, liderado por la titular de Economía Nadia Calviño, alerta de que medidas como la suspensión del pago de los alquileres podrían dañar aún más la economía y afectar a pequeños propietarios.

Calviño rechaza endurecer el confinamiento

No obstante, pese a haber relajado su posición en lo relativo a la posible suspensión de los alquileres para los afectados por la crisis del coronavirus, Calviño rechaza la paralización de los sectores económicos que aún siguen en marcha, como han pedido algunos presidentes autonómicos y como comparten ciertos sectores del Gobierno. "Existe un acuerdo total de los agentes sociales del hecho de que la prioridad es la protección de la salud de los trabajadores, sobre todo de los que siguen yendo a su puesto de trabajo", pero eso "se tiene que hacer salvaguardando la actividad y el empleo", planteó la ministra.

Y es que, para Calviño, la actividad económica que aún se mantiene en marcha ya es la esencial, y es importante no cerrar más sectores para tener una "base" sobre la que reconstruir la economía cuando pase la emergencia. "En la práctica, ya estamos en una situación de contención muy estricta", sostuvo la ministra, que aseguró que "toda la actividad se esta orientando a aquellos sectores" de primera necesidad, como los suministros básicos de luz, agua y gas o el sector alimentario.

"Es difícil entender en qué consisten esas solicitudes cuando ya estamos en una situación de actividad muy ralentizada", se quejó Calviño, que argumentó que "para que un hospital funcione es indudable que tienen que funcionar los transportes, la industria química, el sector textil o el agroalimentario". Y, además, el Gobierno debe garantizar que no se discrimina a grupos de población, como la tercera edad, a la hora de acceder a servicios básicos, lo que obliga a mantener abiertos locales como las sucursales bancarias, justificó la ministra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento