Un macaco japonés.
  • Zaru, un macaco japonés, estableció su territorio en Fukushima tras el desastre nuclear.
  • Ahora no tiene rival, y su familia ya cuenta con 50 miembros y un amplio territorio con todos los recursos necesarios.

Página 1 de 10