El secretario ejecutivo del PP en el Exterior, Alfredo Prada, fue uno de los miembros del PP de Madrid que sufrió espionaje.
  • Pese a que la empresa pública comenzó con 7 millones de euros, se comprometieron más de 300 en tres años.
  • La Fiscalía acusa a Prada de un delito continuado de prevaricación y malversación de caudales públicos.
  • También pide procesar a otras cinco personas que ocupaban cargos de responsabilidad.
  • Se hicieron viajes "institucionales" sin justificación y se adjudicaron obras "previamente" al concurso público.

Página 1 de 3