Marruecos rebaja la presión y el Gobierno pide a las autonomías acoger a 200 menores para aliviar el colapso de Ceuta

  • Las fuerzas marroquíes comienzan a actuar y el Gobierno cree que Rabat está "suavizando" su posición
  • Unas 5.600 de las 8.000 personas que llegaron a Ceuta han sido devueltas o han regresado voluntariamente
  • Decenas de niños piden volver a Marruecos y el Gobierno, que sospecha que llegaron engañados, vehicula su regreso a través de los consulados
Varios menores migrantes salen del agua ante las indicaciones de un militar español.
Varios menores migrantes salen del agua ante las indicaciones de un militar español.
EFE
Varios menores migrantes salen del agua ante las indicaciones de un militar español.
EFE

La crisis en Ceuta comienza a reconducirse, aunque la situación aún está lejos de estar normalizada. Este miércoles por la mañana, Marruecos cerró el paso fronterizo de El Tarajal, por lo que se detuvo buena parte del éxodo migratorio que ha provocado que, en los últimos días, en torno a 8.000 personas hayan cruzado de manera irregular la frontera e ingresado en España, muchos de ellos menores. El Gobierno considera que el reino alauí está "suavizando" su posición, y este miércoles se reunió con las comunidades autónomas para empezar a negociar el realojo en la península de 200 menores acogidos en Ceuta desde antes de la crisis para aliviar los saturados servicios de la ciudad autónoma.

La jornada del miércoles fue mas tranquila que la del martes en la frontera ceutí, especialmente desde que, a eso de las 10.45 horas, las fuerzas policiales marroquíes sellaron la frontera y empezaron a emplearse con mayor intensidad para repeler a las personas que trataban de cruzarla irregularmente y disolver los grupos que esperaban para hacerlo. Pese a ello, y tras horas sin ninguna llegada, decenas de migrantes volvieron a acceder a Ceuta a nado a partir de las 16.45 horas, la mayoría menores de edad. Las fuerzas de seguridad españolas devolvieron a muchos de ellos al momento de su llegada, aunque algunos trataron de evitar ser interceptados nadando más lejos.

Según el Ministerio del Interior, de las cerca de 8.000 personas que han accedido a Ceuta irregularmente desde el lunes, unas 5.600 han sido ya repatriadas a Marruecos. La mayor parte de ellas han sido devueltas 'en caliente', es decir, en el mismo momento en el que fueron interceptadas en la frontera. Pero varios centenares de los mayores de edad que accedieron a través del espigón del Tarajal en las últimas horas a España han vuelto voluntariamente a Marruecos tras haber tenido que pasar la noche durmiendo en parques, jardines o en los montes de Ceuta.

Además, según explican fuentes gubernamentales, otra buena parte de quienes quieren deshacer el camino andado y volver a Marruecos son menores y, en algunos casos, niños de una edad mucho más corta que la que habitualmente tienen los menores migrantes. El Gobierno sospecha que decenas de niños cruzaron la frontera engañados, y de hecho muchos de estos menores están pidiendo volver con sus familias en su país, unas solicitudes que se están vehiculando a través de los consulados.

200 menores acogidos se repartirán por España

En cualquier caso, pese a la mejora de la situación, Ceuta sigue lejos de la normalidad y sus servicios de asistencia se encuentran desbordados, lo que ha provocado que decenas de los migrantes hayan tenido que dormir al raso. Por ello, el Ministerio de Derechos Sociales convocó este miércoles una reunión con los consejeros de servicios sociales de las comunidades autónomas para negociar el realojo en la península de 200 menores de edad que estaban acogidos en Ceuta desde antes de la crisis migratoria -no de los que han entrado esta semana- con el fin de aliviar la presión en la ciudad autónoma.

Derechos Sociales asegura que ha encontrado buena disposición entre las autonomías para hacerse cargo de estos realojos, con la excepción de Andalucía, que ha argumentado que "no puede acoger a más niños" porque su sistema ya está saturado con 3.000 menores a cargo. Vox ha amenazado al Gobierno autonómico (PP-Ciudadanos) con retirarle su apoyo si asume la asistencia de más niños y adolescentes migrantes. Por el contrario, la Comunitat Valenciana, País Vasco, Extremadura, la Región de Murcia, Galicia, Baleares o Castilla-La Mancha mostraron expresamente su disposición a recibir una parte de los menores que salgan de Ceuta, de acuerdo con las fuentes consultadas

En la reunión de este miércoles, el Gobierno central consensuó con las comunidades que el sistema de reparto de los 200 migrantes tendrá en cuenta criterios como la población de cada autonomía, su renta per cápita, su tasa de paro o la presión asistencial que han tenido en los últimos meses por la llegada de menores migrantes. Además, se ha decidido excluir de la nueva distribución a Melilla y Canarias -además de, obviamente, a Ceuta- por ser los territorios que más saturados tienen sus servicios de acogida. 

El número concreto de migrantes que correspondería acoger a cada comunidad aún no está decidido y se definirá en las próximas horas en base a esos criterios. En un plazo de dos o tres días, explican fuentes de Derechos Sociales, se votará la resolución final, que no obstante no será de obligado cumplimiento. Las comunidades autónomas tienen plenas competencias en materia de acogida, y podrían decidir el número de menores que asistirán en sus centros independientemente de lo que se pacte en el Consejo Interterritorial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento