El Gobierno plantea trasladar menores a la península para aliviar el colapso de los centros de internamiento en Ceuta

Un menor migrante es seguido por un guardia civil a su llegada este miércoles cerca a la playa ceutí de El Tarajal.
Un menor migrante es seguido por un guardia civil a su llegada este miércoles cerca a la playa ceutí de El Tarajal.
EFE

El Gobierno busca soluciones para aliviar la delicada situación de los centros de acogida de Ceuta. Este miércoles, la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, se reunirá con los consejeros del ramo de todas las comunidades autónomas para solicitarles que acojan a algunos de los migrantes menores de edad que ya estaban siendo cobijados por la administración en la ciudad autónoma antes de la crisis desatada esta semana. El objetivo, según fuentes del Ejecutivo, es atenuar el colapso de los centros ceutíes para que puedan atender a los centenares de personas que han llegado irregularmente en las últimas horas.

Belarra se reunirá con las comunidades autónomas este miércoles a las 15.00 horas tras convocar el martes el Consejo Territorial de Servicios Sociales por primera vez desde que fue nombrada ministra hace unas semanas. El único punto de esta reunión extraordinaria será el que aborde la "crisis migratoria", aunque no obstante el Gobierno, en las últimas horas, ha matizado que el problema también tiene mucho de "desafío" de Marruecos a España, en palabras del propio presidente Pedro Sánchez.

No obstante, la situación en la frontera con Marruecos en Ceuta y Melilla ha vuelto relativamente a la calma después de que las autoridades marroquíes interrumpieran a primera hora de este miércoles el tránsito masivo por el paso fronterizo de Tarajal, por el que en las últimas 48 horas han llegado a España algo más de 8.000 personas. Según datos del ministerio de Interior, la cifra de ciudadanos devueltos supera ya los 5.600.

Más allá del choque diplomático y de que el Gobierno señale directamente a Rabat -la vicepresidenta Carmen Calvo ha llegado a hablar de "agresión a nuestras fronteras"-, lo cierto es que la entrada masiva de personas de manera irregular en Ceuta supone un problema humanitario que, además, ha puesto en jaque los servicios de acogida de la ciudad y, en algunos casos, ha generado problemas de orden público. Por ello, el Gobierno quiere rebajar la presión derivando al menos una parte de los menores migrantes acogidos en Ceuta a otras comunidades para, así, liberar plazas y medios que permitan atender a los recién llegados.

Así se planteará en la reunión de este miércoles con las comunidades, aunque la idea no es trasladar a los menores que han entrado a Ceuta en las últimas horas, sino tan solo a los que ya estaban allí siendo acogidos por la administración. Fuentes del Gobierno, no obstante, señalan que a los casi 5.000 inmigrantes devueltos ya a Marruecos por Interior -sin aclarar el protocolo seguido para ello- se suman otros menores de edad, algunos de ellos niños, que están pidiendo voluntariamente volver a su país al haberse visto solos y sin medios en Ceuta, donde en algunos casos habrían llegado engañados.

Resistencias en algunas comunidades

En este sentido, el alcalde-presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, reclamó el martes una "acción rápida y contundente" por parte del Estado para devolver a los migrantes a Marruecos y también "para que sean atendidos, porque ahora deambulan por las calles sin rumbo". Y la posibilidad de que otras comunidades tengan que acoger a algunas de estas personas ha generado ya choques en gobiernos autonómicos como el de Andalucía, integrado por PP y Cs pero apoyado parlamentariamente por Vox.

El martes, la consejera de Igualdad del Gobierno andaluz, Rocío Ruiz, afirmó que su comunidad está "esperando" la llegada de menores vulnerables para "atenderlos", aunque se refirió a algunas de las personas que han entrado irregularmente a Ceuta esta semana, a las que no se contempla trasladar. Pero el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, tuvo que desautorizarla este miércoles después de que Vox afirmara que "no va a consentir" que Andalucía se haga cargo de estos menores y amenazara con retirar su apoyo al Gobierno andaluz si los acoge. "Que dimita, que se vaya a su casa y allí espere a los que quiera", espetó el portavoz parlamentario de Vox en la comunidad, Manuel Gavira.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento