Unidas Podemos solo retirará la enmienda contra los desahucios si el PSOE acepta prohibirlos

  • Los socialistas se abren a prohibir el desalojo de familias que arrastren problemas económicos desde antes de la Covid.
  • La formación morada será flexible al negociar la fecha hasta la cual se prohibirán los desahucios.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, este martes.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.
EFE

Unidas Podemos sigue presionando dentro del Gobierno para que se prohíban los desahucios de familias vulnerables, tanto de aquellas que no puedan pagar su hipoteca o su alquiler a causa de la pandemia como de las que ya tenían problemas desde antes de la crisis del coronavirus. Este lunes, el PSOE se abrió a negociar esta cuestión después de que la formación morada se aliara la semana pasada con ERC y EH Bildu y presentara una enmienda a los Presupuestos para poner en marcha esta medida. Pero Unidas Podemos, aunque celebra que los socialistas se muevan, no va a retirar su enmienda hasta no alcanzar un acuerdo concreto para prohibir los desahucios y prohibir el corte del suministro de luz, agua y gas.

Ambas formaciones tendrán que llegar a un acuerdo en la próxima semana y media, porque los Presupuestos Generales del Estado –junto a las enmiendas que no se aprueben en comisión, incluida la de los desahucios– se votarán el jueves de la semana que viene. A Unidas Podemos no le importa retirar la enmienda pactada con ERC y EH Bildu, como pide el PSOE, si los socialistas se comprometen a impulsar desde el Gobierno la prohibición de los desahucios de todas las familias vulnerables.

Pero, eso sí, la formación morada considera innegociable que esa prohibición afecte tanto a familias con problemas económicos derivados de la Covid-19 –cuyos desahucios ya están suspendidos hasta el 31 de enero de 2021– como a familias que arrastren dificultades para pagarse el alojamiento desde antes del inicio de la pandemia. Actualmente, ese segundo supuesto no está cubierto, y por ese agujero legal se han producido varios desahucios muy mediáticos en las últimas semanas.

Este lunes, tras unos días de tensión interna en el seno del Ejecutivo, las aguas comenzaron a volver a su cauce. El presidente Pedro Sánchez y el vicepresidente segundo Pablo Iglesias mantuvieron su habitual reunión de los lunes, y pocas horas después el ministro de Transportes, el socialista José Luis Ábalos, confirmaba dos cosas: que los socios de la coalición negociarán a lo largo de "esta semana" extender la protección contra los desahucios y, sobre todo, que el PSOE está abierto a que dicha medida ampare "a situaciones anteriores a la Covid", justamente lo exigido por Unidas Podemos.

Flexibilidad en la fecha

A cambio, la formación morada sí está dispuesta a ser mucho más flexible en lo relativo al alcance temporal del veto a los desahucios. En la enmienda que presentó junto a ERC y EH Bildu, Unidas Podemos planteaba prohibir los desalojos de familias vulnerables hasta el 31 de diciembre de 2022. Pero fuentes del partido reconocen que la fecha "se puede negociar". Y parece mucho más viable que la prohibición se extienda hasta algún momento de 2021 o que, incluso, se vincule a la vigencia del estado de alarma, cuyo fin está previsto para el 9 de mayo del año que viene.

En cualquier caso, y sin que esté aún muy claro cuáles serán los detalles de la prohibición de los desahucios, fuentes de Unidas Podemos se muestran muy optimistas sobre la posibilidad de alcanzar un punto de encuentro con el PSOE. "Esto acabará en un acuerdo inevitablemente", afirma un dirigente, que no obstante insiste en que el pacto no solo debe satisfacer a todo el Gobierno –incluido el sector más ortodoxo, liderado por la ministra de Economía, Nadia Calviño–, sino también a ERC y Bildu, proponentes de la enmienda junto a Unidas Podemos.

Y eso no pinta sencillo. De hecho, este lunes el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, exigió que la enmienda se mantenga en los términos en los que se presentó. "Lo pactamos y debe respetarse", afirmó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento