Los socios de Sánchez sortean el veto de Calvo a la ley trans y el PSOE promete "no entorpecer" su tramitación

  • El Congreso debatirá este martes la toma en consideración de un texto casi calcado al de Igualdad, que la vicepresidenta lleva meses bloqueando
El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián (abajo), el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (1i), la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo (2i), y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (d), tras la aprobación de l
Gabriel Rufián pasa frente a Pedro Sánchez, Carmen Calvo y Pablo Iglesias.
EUROPA PRESS

El PSOE no va a "entorpecer" la tramitación de la ley trans en el Congreso cuando se vote este martes la toma en consideración de la proposición de ley promovida por sus principales socios parlamentarios. Así lo adelantó Público y lo confirman fuentes socialistas a 20minutos, a pesar de que el texto cuya tramitación se debatirá y votará este martes es prácticamente calcado al elaborado por el Ministerio de Igualdad, que la Vicepresidencia Primera del Gobierno de Carmen Calvo lleva meses bloqueando.

Los socialistas no confirman si votarán a favor o se abstendrán, lo cual implica que aún no es seguro que el Congreso vaya a tramitar el texto. Unidas Podemos va a apoyar la toma en consideración, al igual que ERC, JxCat, Más País, Compromís, Nueva Canarias y la CUP -los promotores de la norma-, por lo que, si el PSOE vota a favor, comenzará la tramitación. No obstante, si los socialistas se abstienen, la toma en consideración dependerá de que el PP haga lo mismo, ya que un voto en contra de los populares tumbaría la propuesta.

La decisión llegó después de que, durante todo el lunes, el PSOE mantuviera la incertidumbre sobre el sentido de su voto, y supone una derrota, al menos parcial, de los postulados de Calvo frente a los de la ministra de Igualdad, Irene Montero, en lo relativo a los derechos de las personas trans. Los socialistas llevan meses bloqueando la tramitación de la ley trans debido a sus hondas discrepancias con la autodeterminación de género. Y el texto que han decidido no torpedear este martes reconoce expresamente este derecho.

Unidas Podemos -y el Ministerio de Igualdad-, siempre ha abogado por incluir en la ley el reconocimiento legal de la identidad de género de una persona sin necesidad de tratamientos ni informes médicos o psicológicos, solo con su declaración expresa. Por el contrario, el sector del PSOE que lidera Calvo se ha mostrado contrario hasta este lunes porque, según señaló la propia vicepresidenta el mes pasado, elegir "el género sin más que la mera voluntad o el deseo" pondría "en riesgo los criterios de identidad del resto de los 47 millones de españoles".

Esta discrepancia es, fundamentalmente, la que ha impedido que el Gobierno haya comenzado ya a tramitar la ley trans. De hecho, si se va a debatir este martes la toma en consideración de la norma es porque ERC, JxCat, Más País, Compromís, Nueva Canarias y la CUP registraron en marzo una proposición de ley con un texto prácticamente idéntico al borrador elaborado por Igualdad que rechazaba Calvo. Lo hicieron tras varias semanas de desencuentros sonados en el seno del Gobierno, y después de que trascendiera que, por dos veces, la oposición del PSOE impidió que el proyecto de ley fuera aprobado por el Consejo de Ministros.

El PSOE intentará modificar el texto

Los socialistas han querido aparcar este asunto porque divide tanto a sus bases como al movimiento feminista. Pero haber decidido votar en contra de la proposición de ley esta martes hubiera supuesto un enfrentamiento del presidente Pedro Sánchez no solo con Unidas Podemos, sino con sus principales socios parlamentarios. Además de los ya mencionados ERC, Más País, Compromís y Nueva Canarias -promotores de la ley junto a JxCat y la CUP, los dos únicos firmantes de la propuesta que no forman parte del grupo de habituales aliados del Gobierno-, han confirmado que apoyarán el inicio de la tramitación el PNV, EH Bildu y el PDeCAT. Y otras formaciones, como Cs, al menos lo están valorando.

Pero que el PSOE no vaya a torpedear este martes la toma en consideración de la proposición de ley trans no significa que vaya a apoyar la norma en los términos en los que se ha presentado, es decir, incluyendo la autodeterminación de género. Si se aprueba el inicio de la tramitación, el texto pasará a ser debatido en la comisión de Igualdad del Congreso, donde pueden añadirse enmiendas y hacer modificaciones. Y, además, el PSOE podría unir sus votos a los de PP y Vox en la Mesa de la Cámara Baja para ampliar ininterrumpidamente el plazo de enmiendas y, en la práctica, impedir la tramitación de la norma, una práctica que mayorías de uno y otro signo han utilizado con frecuencia para dilatar proposiciones de ley que no compartían.

En este sentido, la diputada del PSOE Pilar Cancela, presidenta de la comisión de Igualdad del Congreso, ya avisó este lunes en Twitter de que los socialistas no renuncian a impedir que el derecho a la autodeterminación de género esté incluido en la ley trans. "Lo que se vota mañana es la toma en consideración", y eso "no supone renuncia ni claudicación alguna a priori", apuntó Cancela, que aseguró que el PSOE no va a "ceder derechos conquistados por las mujeres", que es precisamente lo que, para los socialistas, supone la autodeterminación de género.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento