Igualdad acepta unir la Ley Trans y la Ley LGTBI pero el PSOE sigue descartando la libre determinación de género

  • Montero accede a la propuesta de unificar ambos proyectos a petición de asociaciones que representan al colectivo.
  • Las organizaciones piden a ambas partes que cedan para desbloquear la negociación pero el PSOE mantiene su postura. 
La ministra de Igualdad, Irene Montero, en una imagen de archivo.
La ministra de Igualdad, Irene Montero.
Marta Fernández Jara - EP

Hartas del bloqueo en el que se encuentra la ley trans por las diferencias entre los dos socios de Gobierno, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (Felgtb), la Fundación Triángulo y Chrysallis (Asociación de Familias de Menores Trans) han hecho un llamamiento a PSOE y Unidas Podemos para que cedan en sus posturas. En ese marco, los colectivos han instado a la formación morada a que acepte fusionar el texto con el de la ley LGTBI, algo que el Ministerio de Igualdad ha aceptado. Los socialistas sin embargo no se han movido ni un ápice de su postura sobre el rechazo a la autodeterminación de género. 

Conocida la petición de las tres asociaciones, tanto la ministra Irene Montero como el secretario general de UP, Pablo Iglesias, se han apresurado a responder a través de Twitter que se mostraban partidarios de unificar esos proyectos.  "Agradezco la propuesta de los colectivos LGTBI, siempre hemos querido un acuerdo, por nosotras puede ser hoy mismo", ha dicho la primera. "Los derechos de las personas trans serán ley", ha apuntado el segundo. Pero ambos han reiterado también que no renunciarán a que se garantice la libre determinación de género. 

Fuentes del departamento que dirige Montero han remarcado que esa cuestión debe ser legislada, "pues es la forma más respetuosa de garantizar los derechos de las personas trans y refleja los más altos estándares de derechos humanos, tal y como señala la Comisión Europea". "La propuesta que han trasladado al Gobierno los colectivos cumple con esa principal demanda, aunque se trate de un solo texto", añaden.

La unión de las dos leyes es uno de los planteamientos que el PSOE había puesto encima de la mesa para sacar adelante las iniciativas de Igualdad en esta materia pero el escoyo más importante radica en ese reconocimiento de que el cambio en el Registro Civil pueda hacerse exclusivamente con la libre voluntad de la persona que lo requiere. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha llegado a asegurar que le intranquiliza "fundamentalmente la idea de pensar que se elige el género sin más que la mera voluntad o el deseo, poniendo en riesgo los criterios de identidad del resto de los 47 millones de españoles".

La medida es una línea roja tanto para UP como para las organizaciones, que de la misma forma que han reclamado a Igualdad que ceda en una cosa le han solicitado a los socialistas que lo hagan en la otra. "Pedimos al PSOE que asuma la libre determinación del género de las personas trans, sin tutelas ni trámites burocráticos, largos y humillantes, como pide Igualdad y como ha pedido la Comisión Europea", ha manifestado este martes Uge Sangil, presidenta de la Felgtb, a lo que el presidente de Triángulo, José María Núñez, ha agregado que no todo el partido la rechaza: "Es importante decir que muchísima gente dentro del PSOE sí la entiende y la apoya".

Para Sangil "no hay argumentos de peso para no aceptar ambas propuestas", algo imprescindible en un momento en que hay un "ascenso del odio" hacia las personas trans y todo el colectivo LGTBI. Sin embargo, fuentes de la parte socialista del Ejecutivo han insistido en que hasta para casarse o para dar cuenta de un fallecimiento en el Registro Civil se necesita al menos un testigo.

Desde Moncloa valoran positivamente que sus socios hayan accedido a agrupar ambas leyes porque consideran que de esa forma se conseguirá una norma "más sólida", porque existe armonía entre los derechos LGTBI y los trans y porque además así la actual Ley de Igualdad de Trato podrá servir de "paraguas". Opinan asimismo que esto agilizará su trámite para que estén listas en esta legislatura.

Los socialistas argumentan no obstante que el texto resultante debe cumplir con la Constitución y dar garantías jurídicas por si se da el caso de que sea recurrido ante el Tribunal Constitucional. Las fuentes, citadas por Efe, reconocen que la nueva legislación podría tener un título destinado solo a las personas transexuales para que vean reconocidos sus derechos, que "tienen que regularse y protegerse", pero puntualizan que la inscripción en el Registro debe ser resuelta por el Ministerio de Justicia, que es el competente. 

Las mismas fuentes han explicado que en la unión de las dos leyes también trabajan Educación y deSanidad, que son las otras áreas implicadas, y han apuntado que en el compromiso de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos no se hablaba del "contenido" de la ley trans.

Antes de hacerse pública la respuesta del PSOE, Sangil se había mostrado optimista con la posibilidad de que las propuestas de consenso de la Felgtb, Triángulo y Chrysallis desbloqueasen las negociaciones y de que el futuro proyecto de ley integral de las personas trans y por la igualdad real del colectivo LGTBI llegase al Consejo de Ministros en mayo. Las negociaciones sin embargo continúan estancadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento