El PSOE consigue iniciar la tramitación de su 'ley Zerolo' pese a la abstención de Unidas Podemos

El ministerio de Igualdad ya tiene preparado el borrador de la nueva ley trans. Una medida que reconoce el derecho a cambiar de nombre y sexo, sin informes médicos, ni consentimiento paterno, a partir de los 16 años. La norma está incluida en el pacto del Gobierno de coalición, pero ha abierto una nueva brecha entre el PSOE y Unidas Podemos. Un borrador que dice que para cambiar de sexo el único requisito será una declaración expresa de la persona interesada. Ni informes médico, ni psicológicos porque se reconoce el derecho a la identidad de género libremente manifestada. A partir de los 16 años no hará falta consentimiento paterno. Si lo necesitarán los adolescentes entre 12 y 16 aunque si no hay acuerdo, el menor tendrá un defensor judicial. Por primera vez se reconoce a quienes no se sientan ni hombres ni mujeres, que en sus documentos oficiales no se haga mención al sexo. No se podrá obligar a ninguna persona a someterse a tratamientos hormonales, pero si optan por ellos, el Sistema Nacional de Salud se los facilitará así como las técnicas de reproducción asistida a las personas trans con capacidad de gestar. Los menores también podrán someterse a tratamientos hormonales y de bloqueo del desarrollo sexual. Un texto de la ministra de Igualdad, Irene Montero, que ha sembrado la discordia en el Gobierno. El movimiento feminista socialista, con la vicepresidenta Carmen Calvo a la cabeza dice que a esta norma aún le queda camino para llegar al Consejo de Ministros.
La ministra de Igualdad, Irene Montero.
La ministra de Igualdad, Irene Montero.

Las diferencias en torno a las nuevas leyes de igualdad siguen tensando el Gobierno. Este martes, el Congreso aprobó la admisión a trámite de la nueva ley de igualdad de trato presentada por el PSOE, que los socialistas registraron tras romper unilateralmente las negociaciones que mantenían con Unidas Podemos para consensuar un texto. Pero lo hizo sin el apoyo de Unidas Podemos, que se abstuvo en la votación de este martes.

El inicio de la tramitación de la norma fue apoyada por 160 diputados (los de PSOE, ERC, Cs y otras pequeñas formaciones), mientras 133 se abstuvieron (entre ellos los del PP y Unidas Podemos) y solo Vox votó en contra. Se trata de la primera ocasión desde el inicio de la legislatura en que uno de los dos socios de Gobierno vota contra una proposición de ley del otro. Y el diputado de Unidas Podemos Ismael Cortés justificó la posición de su grupo asegurando que "la ley que hoy trae a esta cámara el grupo socialista es demasiado tímida", y también que el PSOE está intentando que pase "ante la opinión pública por algo que no es".

"A la vez que en el Consejo de Ministros bloquea el avance de los derechos del colectivo LGTB, [el PSOE] utiliza el nombre de uno de sus máximos referentes [el fallecido activista por los derechos LGTB Pedro Zerolo] para disfrazar" que su propuesta es insuficiente, denunció Cortés.

Y es que Unidas Podemos teme que los socialistas pretendan, a través de esta norma, cerrar el paso a otras dos normas que se pactó impulsar en el acuerdo de Gobierno: las que deben proteger los derechos del colectivo trans y el colectivo LGTBI. "De este modo se desvirtúa en su fondo y forma el pacto de coalición, consistente en sacar en esta legislatura tres leyes antidiscriminatorias distintas", criticó Cortés, que acusó al PSOE de actuar "de manera desleal".

"Unidas Podemos no va a impedir el trámite de la proposición de ley para evidenciar una vez más su voluntad de llegar a acuerdos en relación al paquete legislativo antidiscriminatorio completo", sostienen fuentes de la formación morada. Pero, eso sí, tratarán de modificar el texto promovido por el PSOE para incluir "todas las cuestiones que han quedado fuera por su presentación unilateral y que se habían negociado durante meses por parte de la Dirección General para la Igualdad de Trato y la Diversidad Étnico Racial con los colectivos que trabajan la materia".

Además, estas fuentes recuerdan que el acuerdo con el PSOE en materia de igualdad era aprobar "tres leyes", tanto esta de igualdad de trato como la ley trans y la ley LGTBI, "tal y como establece el acuerdo de Gobierno". Para los morados, es "imprescindible" que se aprueben las tres normas "para un país que avance y proteja los derechos en materia de antirracismo, derechos LGTBi y de las personas trans". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento