Gabriel, de 17 años: "Nadie elige ser trans. Supone una lucha constante"

  • Este joven nos acerca a la vida de un colectivo del que tanto se habla por el debate sobre la ley que Igualdad prepara.
Gabriel Delgado Suárez, un adolescente transexual al que le denegaron cambiarse de nombre en el DNI.
Gabriel, durante su viaje a Madrid para reclamar el cambio de nombre en el Registro.
J. PARÍS

"Esto es lo que hay, quien soy. Ni confusa ni partida en dos. Ni difícil de entender, ni tan indescifrable". A los fans de Amaral les sonarán estos versos. También los que dicen "si comprendieras el lenguaje de mi cuerpo no marcarían más mis horas tu reloj ni detendrías lo que no tiene remedio". Son estrofas de su canción Peces de colores, inspirada en Gabriel Delgado Suárez.

El caso de este adolescente trans de 17 años tuvo gran repercusión entre 2018 y 2019 cuando pasó meses batallando hasta que el Registro Civil le permitió cambiar de nombre y logró que su DNI reflejase quien es. El grupo zaragozano ha dicho en varias entrevistas que escucharle expresarse con la firmeza con la que lo hace les llevó a ver que el enfoque del tema que estaban componiendo era erróneo. Querían trasmitir cómo debían de sentirse quienes no se identifican con el género que se les atribuye al nacer y se dieron cuenta de que el dilema lo tiene la sociedad que les rodea.

"La única persona que sabe lo que eres eres tú mismo. Si yo te pregunto cómo sabes que eres mujer vas a decir: '¿Qué pregunta es esa?`'. Pues a mí me preguntan constantemente cómo sé que soy hombre y es muy cansado tener que dar explicaciones. Es un proceso mental complejo que te lleva a pararte a pensar quién eres y a ser consciente de ti mismo. La inmensa mayoría no se lo plantea durante toda su vida pero es algo con lo que de repente las personas trans nos topamos", relata el joven al otro lado del teléfono desde Calatayud, la localidad zaragozana en la que vive. Habla con esa madurez que conquistó a Amaral durante una charla en la que da a conocer su historia, una historia que nos acerca a la realidad de un chaval que pertenece a un colectivo del que se está hablando mucho a raíz del enfrentamiento surgido por ley trans que prepara el Ministerio de Igualdad.

"Lo importante es lograr una sociedad en la que todos tengamos los mismos derechos por el mero hecho de existir"

Gabriel se siente afortunado porque quienes le rodean siempre le han apoyado. Pero pese a ese respaldo no lo ha tenido fácil. El camino empezó con un viaje hacia la autoaceptación, un proceso interno para el que nadie le dio ninguna pista y durante el que tuvo que "derrumbar" las construcciones sociales asentadas en su cabeza. El siguiente paso fue exteriorizarlo y tampoco fue sencillo: "Piensas que cuando lo cuentes las cosas se van a solucionar pero es ahí cuando realmente empieza todo".

"Ser trans es una realidad que duele. Aunque tu entorno te apoye es una lucha constante contra la sociedad. Nadie escoge ser trans. Si fuera una elección nadie lo sería porque supone un esfuerzo enorme visilibizarte cada día en un mundo que solo piensa en los cisgénero [individuos cuya identidad de género se corresponde con el sexo con el que nacieron]. Supone tal sufrimiento que en cualquier momento puedas dar con una persona que niegue tu existencia o que te puedan vejar por la calle…", relata alguien "orgullosísimo" de ser quien es pero que admite que si pudiera escogería no levantarse a diario pensando en si va a vivir algún encontronazo o no tener que hormonarse cada mes, aunque no esté obligado a ello y sea una opción que él ha tomado.

el 'Baile de sexos' tras el cambio de nombre

  • Gabriel recabó más de 129.000 firmas a favor del cambio de su nombre registral y logró que en todos sus documentos así conste. A partir de ahí, por incoherencias del sistema, en el instituto y el padrón por ejemplo ya figura con sexo masculino: "Gabriel es nombre de hombre y en algunos sitios no puede ir con sexo femenino".

El joven ha comenzado esa hormonación tras pasar por los bloqueadores de pubertad. Para hacerlo no ha requerido de informes médicos ni psicológicos porque Aragón es una de las comunidades que contempla la libre determinación de género. Su Parlamento aprobó en 2018 por unanimidad una cuestión que, hoy, con la futura ley de Igualdad, está resultando muy controvertida. "Llevamos dos años con esa legislación y no ha habido inseguridad jurídica ni ningún problema", explica Pilar. También desde el otro lado de la línea, la madre de Gabriel considera grandes avances para los derechos de las personas trans el no tener que pasar por evaluaciones en las que deben cumplir con los estereotipos de género y que no sea obligatorio que se mediquen.

"Yo realizaré el cambio de sexo registral pero a largo plazo", apostilla su hijo. Entre otras cuestiones, por ahora necesita ir al ginecólogo y al pedir cita sería un ámbito más en el que tener que explicarse si figurase como hombre. "Tiene que haber un cambio en el sistema", remarca Gabriel, "un pez de color en un mundo en blanco y negro", como lo dibujó Amaral, que desea ser tratado como "un chico cisgénero" de su edad: "Me da igual que tú te identifiques como mujer, como hombre, como los dos o como ninguno. Lo importante es lograr que todos tengamos los mismos derechos y oportunidades por el mero hecho de existir".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento