Sánchez ofrece policías, militares y más rastreadores a Madrid para ayudar a cumplir las nuevas medidas

Un agente de la Policía Nacional, de espaldas, en servicio, en Madrid (España), a 14 de julio de 2020.
Un agente de la Policía Nacional, de espaldas, en servicio, en Madrid (España), a 14 de julio de 2020.
EDUARDO PARRA/EUROPA PRESS - Archivo

El Gobierno central ha mostrado su disponibilidad a la Comunidad de Madrid para enviar efectivos tanto policiales como militares a la región para asegurar el cumplimiento de las medidas de restricción de la movilidad impuestas ayer ante el aumento de contagios de Covid-19.

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, conoció este viernes en Mauritania, donde se encontraba de viaje oficial, las nuevas medidas que el Gobierno regional presidido por la popular Isabel Díaz Ayuso implementará a partir del lunes.

Desde el país africano, Marlaska garantizó que Madrid contrá con el apoyo de Policía Nacional y Guardia Civil y recordó que las fuerzas de seguridad han garantizando desde el inicio de la pandemia la salud y seguridad de todos los ciudadanos "sea donde sea y residan donde residan" y, es por ello, que la región madrileña "contará con el apoyo" del Gobierno de España.

"Los madrileños pueden estar seguros de que la Policía Nacional y la Guardia Civil seguirán garantizando la salud de los ciudadanos", puntualizó el titular de Interior.

Las medidas anunciadas este viernes por la propia Ayuso, supondrán, entre otras cosas, la prohibición de entrar y salir de las zonas sanitarias más afectadas de la capital y la periferia y el consejero de Salud madrileño, Enrique Ruiz Escudero, ha detallado este sábado que se realizarán controles aleatorios y disuasorios para garantizar el cumplimiento.

Ya sin fondos disponibles para repartir entre las comunidades, la oferta del Gobierno central para ayudar a la Comunidad de Madrid se limita a efectivos policiales y militares que puedan colaborar con los citados controles o en otras labores de apoyo, como los 150 rastreadores militares que ya han sido desplegados en la capital.

El jueves, la ministra de Defensa, la socialista Margarita Robles, ya había subrayado que las Fuerzas Armadas tienen "la disponibilidad máxima" en ayudar a cualquier comunidad autónoma que lo precise y se había mostrado dispuesta a incrementar “si fuera necesario” el número de rastreadores militares con los que contaba la región madrileña.

"El virus no distingue ideologías de partidos. No hagamos política con ello", añadió Robles.

Con estas declaraciones, el Gobierno defiende que no va a escatimar en recursos para ayudar a doblegar la curva de la epidemia en Madrid, a pesar de la tensión que se respira entre ambas administraciones de signo político contrario y que se han lanzado reproches y acusaciones cruzadas sobre la preocupante situación epidemiológica en la capital en las últimas semanas.

El próximo lunes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunirá con Ayuso en la sede del Gobierno regional en la Puerta del Sol de Madrid, aunque los equipos de ambas administraciones trabajan desde el jueves para preparar una respuesta coordinada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento