Las rebajas en tienda 'física' solo quedan restringidas y no prohibidas: ¿dónde se aplica la limitación y de qué dependerá?

Una mujer pasea junto a una tienda de moda , en la que se ofertan las segundas rebajas con ofertas de hasta el 60%.
Una mujer pasea junto a una tienda de moda , en la que se ofertan las segundas rebajas con ofertas de hasta el 60%.
Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

El Gobierno anunció este sábado en el BOE una restricción a las acciones comerciales, como rebajas y promociones, que puedan generar aglomeraciones y contagio en las tiendas físicas que abran en los territorios en los que ya se ha establecido la fase 1 de desconfinamiento. 

La medida ha desatado la polémica en el sector, que considera que se trata de una contradicción, teniendo en cuenta que en esta fase ya se imponen ciertas restricciones, como la limitación de aforo y las medidas de seguridad y distancia social entre clientes y trabajadores. 

Además, indican que la limitación -que no afecta a aquellas ventas que se realicen a través de la página web- perjudica a los pequeños comercios que no disponen de servicios de venta online y que, por lo tanto, no podrían acabar con stock acumulado durante los dos meses que han permanecido cerrados en la cuarentena.

Falta de coordinación

La Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (ACOTEX), por su lado, ha lanzado un comunicado oficial en el que aclaran que "no hay que interpretar lo establecido en el sentido de que lo que se restringe y por tanto se prohíbe son las rebajas o promociones en sí mismas", ya que, para ello, debería producirse una modificación de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista. De esta manera, señala que hay que interpretar la norma en el sentido de que "lo que se prohíbe son las aglomeraciones y no la posibilidad de hacer rebajas y promociones en establecimientos físicos".

El presidente de la patronal textil Acotex, Eduardo Zamácola, ha denunciado la "falta de coordinación" entre Sanidad y Comercio sobre el asunto y ha pedido explicaciones ante la confusión que están generando las afirmaciones contradictorias entre ambos ministerios. "Lo que pone en el BOE está clarísimo, ya que Sanidad prohibía las rebajas, no solo las aglomeraciones, y ahora Comercio hace una interpretación más laxa, al aclarar que lo que se prohíbe son las aglomeraciones y no las rebajas en comercios físicos", ha denunciado en declaraciones a Europa Press, exigiendo una aclaración pública. 

Los empresas, confundidas

La Asociación Nacional de Grandes Superficies (Anged), que engloba a empresas como El Corte Inglés, Carrefour o Ikea, entre otras, ha pedido al Gobierno que aclare la confusión generada. "La cuestión sobre las promociones y rebajas en las tiendas que ya pueden abrir genera si cabe más incertidumbre", han señalado desde Anged en declaraciones a Europa Press.

Desde la patronal insisten en que el principal problema de la gran distribución es la reapertura de las tiendas, pues aseguran que están "en perfectas condiciones de cumplir desde el primer día las condiciones de seguridad, prevención y control de aforo que se ha establecido el Ministerio de Sanidad en la fase uno", han afirmado, confesando que se ha excluido "de forma injustificada a las tiendas de más de 400 metros cuadrados".

¿Dónde y cuándo se aplican las restricciones?

Según se indica en el BOE, esta nueva medida se aplica en todos los territorios que se encuentren en la fase 1 de desescalada desde este lunes 11 de mayo y dónde, por lo tanto, está permitida la reapertura de los comercios con cita previa y ciertas restricciones de aforo. 

¿De qué depende que se aplique la limitación?

En el caso de que los responsables de la tienda crean que se pueden producir aglomeraciones, no podrán llevar a cabo estas acciones comerciales. Por lo tanto, según indican en Acotex, tendrán que tener en cuenta si cabe la posibilidad de que se produzcan concentraciones:

  • Por el tipo de acción comercial, 
  • Los productos ofertados, 
  • Por cómo se han desarrollado las rebajas en otras ocasiones
  • La falta de medios para poder controlar posibles aglomeraciones
  • La localización del establecimiento o su distribución interior.

¿Qué tendrán que tener en cuenta para la venta online?

Estas restricciones, no obstante, no se aplicarán a las ventas online, lo que, según afirma el comparador de seguros acierto.com, "perjudicará en mayor medida al sector retail". Asimismo, realizan un análisis sobre el nuevo "contexto" que ya está obligando a muchos comerciantes a "reinventarse para adaptarse a las nuevas formas de consumo", como el que se realiza a través de una página web.

El "nuevo consumidor", según indican, valora los descuentos, pero no es el único incentivo para comprar, sino que valora otros factores como "las garantías, rapidez y flexibilidad del horario de reparto, así como la seguridad del proceso de compra en general y en las entregas –por ejemplo, que el paquete esté desinfectado o que se hayan adoptado medidas específicas–. Además, aseguran que la adquisición online es menos impulsiva, "mucho más meditada", pues el 93% de los consumidores comparan antes de comprar online.

A pesar de que, según indican, dos de cada cuatro españoles esperan a rebajas para comprarse roba, "las rebajas en la red se postulan como una buena alternativa", sobretodo durante el próximo Día mundial de Internet, "una fecha que aprovecharán muchos negocios para lanzar nuevas ofertas".

¿Cómo comprar online con seguridad?

El inconveniente que puede tener la compra online es el riesgo al que se somete el consumidor si no realiza las transacciones de manera adecuada. Desde el comparador, advierten que los fraudes en la red han crecido hasta un 140% en los últimos dos años, principalmente porque "9 de cada 10 internautas ignora cómo navegar de forma segura y 2 de cada 5 usuarios hacen caso omiso a las actualizaciones automáticas de su equipo". Por ello, ofrecen una serie de consejos para poder comprar con seguridad:

1. Crear contraseñas seguras: 
  • De una longitud que supere los ocho caracteres, y que contenga números y mayúsculas alternados con símbolos especiales o signos de puntuación.
  • No utilizar en la contraseña el nombre de usuario o el año de nacimiento, además del nombre del propio servicio donde nos estamos registrando.
2. Mantener nuestros equipos actualizados para evitar la entrada de virus.

3. Conectarnos a través de una red segura.

4. Comprobar a quién se está comprando:
  • Verificar que el site se conecta a Internet por el protocolo https.
  • En caso de hacerlo a través de plataformas como Amazon, verificar que el vendedor cuenta con reseñas fiables.​
5. Evitar entrar en webs a través de promociones de WhatsApp o similares.

6. Cuidado con las suplantaciones de identidad:
  • Aquí lo más habitual es encontrar una letra cambiada de sitio o similares, logos antiguos, etcétera.
  • Otro “gancho” frecuente es enviar un supuesto correo de seguimiento de un producto con un archivo adjunto repleto de malware.
7. Evitar transferencias: y decantarnos por métodos de pago seguros como PayPal.​

​8.
Actuar a tiempo si compran con nuestra tarjeta:
  • ​Denunciar a través de la Oficina de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil también resultará imprescindible para evitar la propagación del delito.
  • Informar al banco de los cargos fraudulentos que hayamos detectado para que la bloque.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento