Sánchez activa el modo electoral y anuncia la "pronta" recuperación del PIB prepandemia frente a los "profetas del apocalipsis"

  • El presidente presume de su gestión con datos y se presenta como el garante de los derechos de las mujeres.
  • El PP tilda de "triunfalista y ofensivo" el discurso y carga contra la ley del 'solo sí es sí'.
  • Unidas Podemos felicita a Sánchez por el enfoque de las medidas, pero le pide ir más allá.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. A su lado, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. A su lado, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz.
EFE

José María Aznar tuvo su "España va bien" y José Luis Rodríguez Zapatero habló de "brotes verdes". Este martes, Pedro Sánchez, se ha sumado a la lista de los presidentes orgullosos de su gestión con un largo discurso que comparte ese ánimo. Huyendo de nuevos anuncios y mirando de reojo que se juega la reelección en pocos meses, el jefe del Ejecutivo ha comparecido por primera vez en 2023 en el Congreso para hacer balance de las cifras que el Gobierno ha logrado cosechar pese a las dos crisis económicas que han atravesado la legislatura: la pandemia de coronavirus y la guerra en Ucrania. En frente, el PP ha hecho sangre por las rebajas de condenas tras la aprobación de la ley del 'solo sí es sí', Vox ha polemizado con los populares en su cruzada contra el aborto y Unidas Podemos ha insistido en la necesidad de topar los precios de los alimentos, encarecidos por la inflación.

Oficialmente, el presidente había citado al hemiciclo para hablar de los resultados de los últimos consejos europeos. Pero poco se ha hablado de Europa, salvo los dardos lanzados por el presidente al PP y a su predecesor, Mariano Rajoy. Además de insistir en los resultados del mecanismo ibérico por el cual España y Portugal limitan el precio del gas que se usa para producir electricidad, Sánchez ha asegurado de que "hoy España exporta soluciones" y ha presumido de que la península lidera el crecimiento económico de la Eurozona, además de tener la menor inflación (un 5,7%, cuatro puntos menos que Alemania). "Otros aceptaron sumisos una doctrina de reproche moral contra nuestro país y el sur de Europa, importando rescates bancarios", ha remachado.

Sí se ha tratado en el debate -y mucho- el tercer paquete de ayudas del Gobierno para paliar las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania que el Congreso ha validado horas antes de la intervención de Sánchez. "No elegimos las crisis, pero sí como las abordamos", ha lanzado el presidente, que ha hecho hincapié en las medidas ideadas por la coalición para estas dos últimas crisis frente a las "recetas neoliberales" del PP en el bache financiero de 2008, que ha tildado de "caducadas". A los populares, a los que se ha referido como "los profetas del apocalipsis", les ha espetado que España recuperará "pronto" el PIB prepandémico. Además, les ha recriminado el "no a todo", pese a que los de Alberto Núñez Feijóo se han abstenido en la votación de hoy -por primera vez en lo referido a los paquetes de ayuda por Ucrania-.

"Vamos a poner todos los recursos del Estado al servicio de la mayoría y no al revés, al servicio de una minoría poderosa mientras se condena al sálvese quien pueda a la mayoría de la gente", ha resumido el presidente, que ha mezclado el optimismo con el realismo con frases como "aún nos queda mucho trabajo por hacer" o "no nos conformamos". Así, ha dicho que todavía son "inaceptables" los indicadores de paro, desigualdad social o de género. En este último sentido, se ha presentado como garante de los derechos de las mujeres y ha defendido con vehemencia la ley del 'solo sí es sí'.

"Pero los resultados están ahí", ha dicho luego sobre la economía. Y desde su equipo han querido resaltarlos insistiendo en ellos tras su comparecencia. Mientras el presidente hablaba, Moncloa lo ponía negro sobre blanco: "Hace diez años, la tasa de paro era del 26%. Gracias a la reforma laboral, hoy los datos del empleo son récord. Hemos revertido la reforma de las pensiones de 2013, que condenaba a la pérdida de poder adquisitivo. Somos líderes mundiales en turismo. Atraemos inversión extranjera. No sólo hemos hecho los deberes, sino que tomamos la iniciativa y aportamos soluciones".

Este diagnóstico económico ha sido calificado por el PP como "triunfalista" y "ofensivo" para las familias que "peor lo están pasando". La portavoz parlamentaria Cuca Gamarra ha recordado que España está "a la cola" de los países europeos y que ni siquiera se han ejecutado el 10% de los fondos europeos. También ha denunciado que "haya hecho a España más dependiente de Rusia, poniendo en riesgo el suministro con Argelia por su exitosa diplomacia económica" y lamenta que en 2023 haya "mayor aislamiento energético que en 2018".

Pero, sobre todo, en lo que ha puesto el foco el principal grupo de la oposición es en los efectos adversos de la ley del 'solo sí es sí', un asunto que hoy no estaba contemplado en el orden del día, pero que está suponiendo un gran desgaste para el Gobierno. Así, Gamarra ha aprovechado la presencia del presidente del Gobierno para obligarle a pronunciarse sobre los "nefastos" efectos de la norma y ha criticado que el "feminismo de Sánchez es mentira".

De este modo, el PP vuelve a exigir, esta vez con Sánchez en el hemiciclo, que "rectifique y pare este escándalo". Mientras, al resto de grupos parlamentarios les ha instado a apoyar una iniciativa del PP para rectificar la ley: "Si este Gobierno ha fallado a las víctimas, el Parlamento no debería hacerlo".

Vox carga contra Feijóo

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha dedicado buena parte de su discurso para cargar, aparte de Sánchez, contra Alberto Núñez Feijóo, aunque este no es diputado y, por tanto, no ha estado presente este martes en el Congreso. Lo ha hecho por "desautorizar" al Gobierno de Castilla y León respecto a las medidas para mujeres embarazadas y, también, por su oferta al PSOE para "repartirse el poder" y volver al bipartidismo con la propuesta para que gobierne la lista más votada.

A su juicio, la oposición a Sánchez debe ser total, y ha aprovechado para criticar los vídeos del presidente "de marketing al estilo de líder norcoreano" jugando a la petanca "con sus propios afiliados". "Solo en el extranjero puede pasear sin ver el rastro de ruina e indignación que generan sus políticas", ha afeado. La respuesta del jefe del Ejecutivo ha sido burlarse de la moción de censura anunciada por Abascal a principios de diciembre, que aún no ha presentado, y le ha recomendado que "espabile porque se le echa el tiempo encima".

Sánchez, en su turno de réplica, ha reclamado a la oposición que no dé "ninguna lección sobre el compromiso del Gobierno con el feminismo y la protección de las mujeres". Pues, tal y como ha subrayado el presidente del Ejecutivo, "la mayor partida presupuestaria está dedicada a luchar contra la violencia de género". Ante la ausencia de respuesta sobre si el Gobierno está dispuesto a rectificar la ley, Gamarra se ha reafirmado posición para dar lecciones de feminismo. "No le queda sensibilidad, ha abandonado tanto la calle que no sabe lo que están sufriendo las víctimas".

Unidas Podemos presiona por la cesta de la compra

Los habituales socios nacionalistas e independentistas del Gobierno, por el contrario, no se han mostrado tan satisfechos como Sánchez del resultado de las medidas que se están poniendo en marcha para solventar las consecuencias de la crisis económica. Especialmente duro ha sido el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, que ha asegurado que el Ejecutivo está "comprando papeletas" para no seguir en la Moncloa a partir del año que viene por su "exceso de prudencia" a la hora de solventar los problemas sociales, especialmente el alza de los precios en artículos de primera necesidad. En este sentido, Rufián ha cargado contra la rebaja del IVA que el Gobierno ha puesto en marcha en el último decreto de medidas para algunos alimentos, una medida que, a juicio del portavoz de ERC, no ha sido "valiente" porque no ha venido acompañada de un tope a los precios. 

"Bajar el IVA de los alimentos sin topar precios lo único que consigue es que el Estado no pueda recaudar" y, a la vez, que crezca el margen de beneficio de las grandes cadenas alimentarias porque los precios no se mueven o incluso siguen subiendo, ha argumentado Rufián, que ha exigido "paliar lo dura que se está poniendo la vida a la gente". El dirigente de ERC también ha criticado duramente la lentitud del Gobierno a la hora de aprobar la ley de vivienda y, en concreto, señaló a Sánchez por su resistencia a profundizar en el mecanismo de control del precio del alquiler que incluirá la norma. "En plena negociación se ha reunido en Davos con uno de los mayores desahuciadores de este país, el CEO de Blackrock", le ha afeado Rufián a Sánchez, a quien ha espetado que el fondo -uno de los principales grandes tenedores de vivienda en España- "no ha dejado de desahuciar".

Esa reunión también la ha criticado la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, que ha denunciado que Sánchez pronuncie "grandes palabras" en Davos mientras lleva a cabo "tímidos hechos". "Se han tomado medidas positivas de rescate, de escudo social y económico, incluso algunas que marcan el camino de lo que debería ir transformándose", ha concedido Aizpurua, que ha elogiado "el mecanismo ibérico del tope al gas, los impuestos a energéticas, bancos o grandes fortunas o las medidas de protección social dirigidas a ámbitos como la vivienda, las pensiones o el transporte" pero denunció que "todas ellas son temporales e insuficientes". "Está bien hacer grandes discursos llenos de retórica trasformadora y progresista en foros internacionales, pero después, señor Sánchez, hay que cumplir con lo que se dice frente a su ciudadanía", ha señalado igualmente la portavoz de EH Bildu. Y para ello, ha dicho, el Gobierno debe cumplir con sus tres "asignaturas pendientes" que, hoy por hoy, siguen bloqueadas: la reforma de la ley mordaza, la aprobación de la ley de vivienda y la reforma de las pensiones.

Unidas Podemos no ha sido tan duro como los nacionalistas con Sánchez y, de hecho, felicitó al presidente por el enfoque de las medidas puestas en marcha por el Gobierno. Pero su portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, sí ha insistido en que estas medidas deben ir más allá sobre todo en dos asuntos: los precios de la cesta básica de la compra y la “insoportable” subida de las hipotecas de tipo variable. Las propuestas moradas son conocidas. La primera, establecer un tope al precio de los productos básicos para evitar que empresarios como Juan Roig -el dueño de Mercadona, al que Echenique citó expresamente- ejerzan "un capitalismo despiadado" y ”decidan lo que pueden o no comer las familias españolas". Y la segunda, poner en marcha un límite temporal que evite que las cuotas hipotecarias se eleven por encima de una determinada cantidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento