'La reina de la coca' se niega a declarar en su juicio en la Audiencia Nacional

Juzgan a la Reina de la Coca y a su pareja en la Audiencia Nacional.
La expareja de 'la reina de la coca' este martes 29 de marzo en la Audiencia Nacional.
EFE

Ana María Cameno, conocida como 'La reina de la coca', se ha acogido a su derecho a no declarar en el juicio que ha comenzado este martes contra ella derivado de su detención en 2014 junto a su ex pareja sentimental cuando supuestamente dirigía la distribución de 100 kilos de cocaína en España.

Vestida completamente de blanco, la reina de la coca se ha sentado en el banquillo de la Audiencia Nacional para enfrentarse a los 25 años de prisión que pide para ella la Fiscalía Antidroga por delitos contra la salud pública, blanqueo de capitales y tenencia ilícita de armas.

De los trece acusados que hay en total por estos hechos, Cameno ha sido la tercera en ser llamada a declarar ante el tribunal de la sección segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional que la está juzgando tras varios aplazamientos desde enero de 2020, fecha en que fue señalado por primera vez este juicio.

La acusada, que se encuentra en libertad provisional, se ha limitado a anunciar que no iba a declarar y el presidente del tribunal José Antonio Mora le ha permitido entonces abandonar la sala, a lo que ella ha respondido que se iba a quedar y se ha despedido de los magistrados con un educado "gracias, buenos días".

Otros delitos e implicados 

Además del delito de narcotráfico, se le imputa un presunto blanqueo de millones de euros en Panamá a través del chiringuito financiero Bandenia.

Junto a la reina de la coca se sientan en el banquillo otros seis arrestados en Madrid, Cádiz, Alicante y Valladolid a raíz de la detención de Cameno, quienes se enfrentan a 13 años de cárcel.

También están acusadas otras cinco personas vinculadas al blanqueo del dinero obtenido con la venta de la droga, para los que se piden penas de 5 y 4 años.

Esta operación supuso la desarticulación de una red de narcotraficantes de la que Cameno era la cabecilla y que había montado una estructura para blanquear las ganancias en productos financieros y mediante transferencias a Panamá.

Según las conclusiones provisionales del fiscal, la investigación se inició en 2013 tras detectar que Cameno, que ya había estado vinculada a distintas operaciones de narcotráfico, "continuaba desarrollando" este tipo de actividades.

"Mantenía contactos regulares tanto con suministradores como con los encargados del transporte", mientras que su pareja "se ocupaba de los pagos correspondientes a las ventas de esta sustancia, así como de los contactos con la red que garantizaría la ocultación" de las ganancias, expone el fiscal en su escrito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento