Los expertos aseguran que la situación crítica en el Mar Menor es reversible "si actuamos de forma urgente"

El Ayuntamiento de Cartagena (Murcia), ha cerrado varías playas de la zona de La Manga del Mar Menor, para facilitar las labores de limpieza y retirada de miles de peces muertos aparecidos en la orilla, se ha izado la bandera roja prohibiendo el baño, y limitado el acceso a La Gola, Playa Paraíso, Playa Honda, Caravaning, Mar de Cristal, Islas Menores, Puerto Bello y Cala del Pino.
Una gran cantidad de animales marinos sufre de anoxia a causa de la eutrofización severa que está sufriendo la zona.
EFE/Juan Carlos Caval

En plena crisis medioambiental debida a la situación que atraviesa el Mar Menor, los expertos instan a que tanto la sociedad civil como las administraciones pertinentes deben centrar sus energías en "actuar de forma urgente", ya que la calidad del agua es "claramente reversible" y estamos a tiempo de salvar las lagunas costeras si se toman las medidas adecuadas con celeridad.

La contaminación provocada por la agricultura industrial intensiva en las inmediaciones de la laguna es la causa principal del alto nivel de nutrientes que ha provocado el declive medioambiental en la zona. Sin embargo, no todo está perdido y siguen quedando motivos para tratar de revertir la situación.

Pese a que las cifras oficiales de animales marinos fallecidos hasta este miércoles las sitúan en aproximadamente 4.500 kilos, las estadísticas reales podrían ser muy superiores, según explica a 20minutos el director de la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), Pedro García, que asegura que las cifras podrían superar los 9.000 kilos.

Según el director de la ANSE, aproximadamente una veintena de especies se han visto afectadas por esta presencia notable de nutrientes —como nitrógeno y fósforo—. La proliferación de microalgas ha provocado una gran carencia de oxígeno que ha derivado en el fallecimiento masivo de peces y flora marina.

En relación con este drástico fenómeno que está afectando a la zona, el responsable del programa de Aguas de SEO/BirdLife, Roberto González, indica que al estar el agua "extremadamente cargada de nitratos, se crean bolsas de anoxia —de agua con poco oxígeno— que se mueven por los fondos marinos y afectan a todo lo que encuentran", lo que ha provocado el fallecimiento masivo de especies marinas.

Según estima el responsable del programa marino de WWF, José Luis García Varas, una de las actuaciones que están afectando sobremanera a la estabilidad medioambiental del Mar Menor es la presencia de "regadíos ilegales", los cuales considera que deben frenarse "en el corto plazo, e iniciar un proceso de reconversión de la agricultura hacia una menos impactante e intensiva y más orientada a una agricultura ecológica".

Especies afectadas

Aproximadamente unas veinte especies han sido afectadas por la situación presentada en el Mar Menor, según avanza Pedro García, que se han concentrado en un número "muy elevado y han terminado muriendo" a causa de anoxia.

El director de la ANSE ha declarado que "las cifras oficiales las controla la Región de Murcia, pero estamos seguros de que los 4.500 kilos de animales marinos fallecidos es una cifra inferior a la real, puesto que el ayuntamiento de Cartagena nos reconocía que este sábado se recogieron sólo durante ese día 4.000 kilos, con lo cual estamos seguros que la cifra es considerablemente inferior. Sólo los aparecidos en playa, pensamos que 9.000 kilos de animales muertos.

En concreto, José Luis García Varas indica una "reducción muy drástica de especies como el caballito de mar o la anguila, que es de interés pesquero y se pesca en el Mar Menor, pero que a nivel europeo está catalogada como en grave peligro de extinción. Están en una situación muy crítica".

Calidad del agua

Estos mencionados fenómenos de eutrofización y anoxia que han afectado a los seres vivos del Mar Menor han tenido una repercusión directa en la calidad del agua, aunque la "gran recuperación" de los valores previos es posible si "actuamos de forma urgente", indica Varas.

El responsable de WWF señala que preocupa "el impacto que pueda tener la cantidad de biomasa que haya desaparecido en el corto plazo" pero estima que "cuando dejamos actuar a la naturaleza y cuando de alguna forma la ayudamos a recuperarse, en muchos casos nos sorprende y actúa más rápidamente."

La situación del agua "no es irreversible", estima Pedro García. No obstante, advierte que las actuaciones que se han llevado a cabo por el momento "se han demostrado que no son eficaces".

González, por su parte, sostiene que esta situación "es claramente reversible", ya que "las lagunas costeras, si se toman medidas, se pueden recuperar" aunque considera que los niveles previos de biodiversidad "no se van a recuperar, porque muchos valores se han perdido para siempre y es muy difícil revertirlo".

¿Han afectado las altas temperaturas?

Según los expertos, pese a las altas temperaturas que se han registrado en el sur de España, el intenso calor no ha sido una de las causas que han desencadenado esta crisis medioambiental en el Mar Menor, siendo la contaminación el principal motor de esta debacle.

Según el responsable de WWF, la temperatura "ha podido ayudar a que este proceso haya ocurrido, pero no se le puede achacar a la temperatura como el factor más importante, no es la causa principal".

El papel de las altas temperaturas en esta situación es "el mismo que en el Mar Menor que en centenares y miles de años", según Pedro García: "no debería ser un papel significativo, si lo fuera, porque el grado de contaminación del Mar Menor es el que es", estima.

"La economía depende de la naturaleza"

La previsión de futuro por parte de los expertos no es nada halagüeña a tenor de las actuaciones previas por parte de las instituciones, en un clima general de repleto de incertidumbre e incertezas.

El responsable del programa de Aguas de SEO/BirdLife lamenta particularmente esta situación, ya que "a nadie le ha pillado por sorpresa esta situación en el Mar Menor, se han presentado alegaciones a cada uno de los planes y las administraciones públicas han hecho caso omiso, por lo tanto las esperanzas son escasas en base a las actuaciones previas".

González argumenta que "se oyen propuestas desde las administraciones públicos cercanas al negacionismo científico y las propuestas de los representantes públicos son realmente grotescas. Se pretende solucionar esto con soluciones simples, cuando el problema del Mar Menor se debe a una desidia institucional y tecnocrática."

"Espero que la sociedad civil se de cuenta de que no es factible solucionar el Mar Menor fácilmente, se debe reducir la entrada de nitratos en los cultivos. Hay que actuar ahí. La economía depende de la naturaleza, y no al revés". declara.

En relación a esta solicitud, Pedro García indica que "tenemos varios miedos: a que la gente se acostumbre y de que al final las medidas que hay que llevar a cabo se demoren en el tiempo".

Desde WWF desean "que haya una acción decidida por parte de las administraciones para eliminar de raíz este problema de contaminación y para ayudar a recuperar la laguna a través de diferentes medidas que puedan llegar a naturalizarla".  Roberto González, por su parte, considera que las citadas bolsas de anoxia "seguirán a medio y largo plazo. Cuando ves peces en la orilla no hay vuelta atrás y el proceso ya se ha iniciado, pero con dependencia de los vientos, de las temperaturas y de las lluvias puede cambiar esta situación".

La proliferación de algas, la eutrofización y la anoxia

La masiva proliferación de algas a causa de la eutrofización acontece en "aquellos ecosistemas donde se presenta un exceso de algas", explica Varas, que "consumen una gran cantidad de oxígeno y propician putrefacción y anoxia". El portavoz de WWF señala que durante la época estival, el Mar Menor se tornó en un color más oscuro que provocó la opacidad del agua, suponiendo un "caso de crecimiento desorbitado mucho mayor a otros episodios anteriores". En relación, ha afirmado que en el corto plazo podría haber una cierta recuperación, "pero si sigue habiendo contaminación, cada vez más degradaremos la biomasa de la laguna y será mucho más difícil la recuperación de la laguna".

Según el portavoz de ANSE, Pedro García, la evolución de la eutrofización "dependerá de que sigan entrando las cantidades de agua que están entrando actualmente y de lo que ocurra en las próximas semanas con las lluvias. Si llueve fuerte puede empeorar de forma significativa".

Roberto González, por su parte, considera que las citadas bolsas de anoxia "seguirán a medio y largo plazo. Cuando ves peces en la orilla no hay vuelta atrás y el proceso ya se ha iniciado, pero con dependencia de los vientos, de las temperaturas y de las lluvias puede cambiar esta situación".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento