Calviño se abre ahora a valorar la subida del salario mínimo en septiembre pero Díaz insiste en aprobarla ya

  • La vicepresidenta económica señala que "si se mantiene la tendencia" positiva en el mercado laboral se podría "considerar" elevar el indicador.
  • Es la primera vez que Calviño da una fecha concreta: a principios de mes defendía aplazar 'sine die' el aumento.
La vicepresidenta Nadia Calviño, junto a Isabel Rodríguez (portavoz) y María Jesús Montero (Hacienda).
La vicepresidenta Nadia Calviño, junto a Isabel Rodríguez (portavoz) y María Jesús Montero (Hacienda).
EFE
La vicepresidenta Nadia Calviño, junto a Isabel Rodríguez (portavoz) y María Jesús Montero (Hacienda).
EFE

La parte socialista del Gobierno sigue rechazando abordar ya mismo la subida del salario mínimo interprofesional como plantea la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. Pero este martes, la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, volvió a abrir la puerta a valorar ese eventual aumento a la vuelta del verano si el mercado laboral y los indicadores económicos siguen evolucionando bien. Y señaló la que, hasta ahora, es la fecha más concreta que ha ofrecido Economía para abordar esta cuestión: el mes de septiembre.

Así lo planteó Calviño en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes, una comparecencia en la que aseguró que España está "en una fase de crecimiento" económico que se ha incrementado desde marzo. "Cerca de un año y medio después del inicio de la pandemia está en marcha una robusta recuperación económica", sostuvo la vicepresidenta económica del Gobierno, que elogió las cifras de recuperación del mercado laboral y apuntó que el número de trabajadores en ERTE sigue cayendo de forma progresiva mientras el desempleo se mantiene en niveles que permitirán terminar el año con una tasa de paro de en torno al 15%.

"Si esta tendencia sigue como hasta ahora, en otoño podríamos recuperar niveles de empleo que teníamos en febrero de 2020", anunció Calviño. Y, si esas previsiones se concretan, "en septiembre veremos si es posible recuperar la senda de aumento del salario mínimo", sostuvo la vicepresidenta, que se limitó a señalar, no obstante, que solo "si se mantiene esta tendencia" se podría "considerar" ese incremento para los dos últimos meses del año.

"Me gustaría incidir en que todo el Gobierno está comprometido con el aumento del salario mínimo interprofesional", afirmó igualmente Calviño, muy señalada por la parte morada del Ejecutivo por su resistencia a abordar esta subida. La vicepresidenta, no obstante, insistió en el discurso que ha mantenido las últimas semanas: la "prioridad", dijo, "tiene que ser seguir reincorporando a los trabajadores en ERTE" a sus puestos de trabajo y que "quienes estén en paro encuentren un empleo". "No hay ningún debate sobre si hay que elevar el salario mínimo, la cuestión es que continuemos tomando las mejores decisiones en el momento adecuado", zanjó.

Las palabras de Calviño, sin embargo, suponen un importante cambio con respecto a lo que la propia vicepresidenta defendía a principios de este mes, cuando se mostraba partidaria de aplazar sine die el incremento del salario mínimo. Hace tres semanas, la vicepresidenta fue muy precavida y evitó en todo momento ofrecer una fecha para abordar la siguiente subida del salario mínimo, y se limitó a afirmar que su deseo era "retomar" la "senda de subida" cuanto antes, sin más concreción. Este martes, por el contrario, llegó a sostener que "está claro que la generación intensa de empleo y la subida del salario mínimo es la combinación más potente para conseguir que la recuperación económica venga acompañada por una reducción de la desigualdad".

La cuantía, aún sin definir

En cualquier caso, al menos públicamente, Unidas Podemos sigue pidiendo que el aumento se apruebe lo antes posible y sin estar condicionado a variables como la evolución del mercado laboral, ya que congelarlo implica reducir el poder adquisitivo de quienes lo perciben. Este lunes, la vicepresidenta Yolanda Díaz insistió en ese argumento y, además, volvió a señalar que quien negocia en esta materia es ella con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y no con Calviño. "Estoy pendiente de una conversación y de que se resuelva la ecuación por parte de la otra parte del Gobierno", apuntó Díaz.

Además, aunque la vicepresidenta económica se haya abierto ahora a abordar una posible subida en septiembre, aún quedaría por definir su cuantía. Trabajo defiende seguir la senda establecida por el comité de expertos reclutado por el propio Gobierno, que hace unas semanas propuso al Ejecutivo subir el salario mínimo este año en una cuantía que varía de los 12 euros, en el escenario más conservador, a los 19, en el escenario en el que los sueldos tengan un incremento mayor debido a una recuperación más pronunciada. Así, el salario mínimo quedaría entre los 962 y los 969 euros mensuales en 14 pagas.

En cualquier caso, el movimiento de Calviño ha sido bien recibido por los sindicatos. En este sentido, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, consideró este martes que es una "buena noticia" la "disposición" del Gobierno a abordar la subida del salario mínimo este año, aunque afeó que, en caso de producirse, llegaría "tarde" y se aplicaría "muy en la parte final del año".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento