Sánchez llega a Ceuta y Melilla, promete "firmeza" y reclama "respeto a las fronteras" entre Marruecos y España

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece tras la reunión del Consejo de Ministros.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece tras la reunión del Consejo de Ministros.
Rodrigo Jiménez / EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se desplazará a lo largo de este martes a Ceuta y Melilla ante la "súbita llegada de migrantes irregulares" procedentes de Marruecos que se ha producido en las últimas horas. Sánchez admitió que estamos ante una "grave crisis" y prometió que el Ejecutivo será "firme" ante "cualquier desafío, cualquier eventualidad y bajo cualquier circunstancia". Además, subrayó que la relación de vecindad entre España y Marruecos debe basarse en "el respeto a las fronteras".Sánchez hizo estas manifestaciones en una declaración institucional sin preguntas, posterior al Consejo de Ministros y a la rueda de prensa que ofrecieron la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. En esa rueda, Montero y Marlaska no hicieron ninguna crisis a Marruecos y desvincularon la crisis migratoria de la acogida del líder polisario, Brahim Ghalí, que está ingresado en un hospital de La Rioja.
Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llegó hacia las 16.55 horas a Ceuta, hasta donde se desplazó en helicóptero desde Madrid. En la ciudad autónoma tiene previsto encontrarse con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con el presidente ceutí, Juan Jesús Vivas, y con la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos. Después, el presidente y el ministro del Interior se desplazarán a Melilla, donde Sánchez se entrevistará con el presidente melillense, Eduardo de Castro, y la delegada en Melilla, Sabrina Moh.

Horas antes, Sánchez alertó de la "súbita llegada de migrantes irregulares" procedentes de Marruecos que, en sus propias palabras, se ha producido en las últimas horas. El presidente admitió que estamos ante una "grave crisis" y prometió que el Ejecutivo será "firme" ante "cualquier desafío, cualquier eventualidad y bajo cualquier circunstancia". Además, subrayó que la relación de vecindad entre España y Marruecos debe basarse en "el respeto a las fronteras".

Sánchez hizo estas manifestaciones en una declaración institucional sin preguntas, posterior al Consejo de Ministros y a la rueda de prensa que ofrecieron la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. En esa rueda, Montero y Marlaska no hicieron ninguna crisis a Marruecos y evitaron vincular la crisis migratoria a la acogida del líder polisario, Brahim Ghalí, que está ingresado desde hace semanas en un hospital de La Rioja, y que motivó protestas de Marruecos.

En su intervención, el presidente manifestó que la "integridad" de Ceuta, así como la "seguridad" y la "tranquilidad" de los españoles y los residentes en la ciudad, están "garantizadas" con independencia de las condiciones, y prometió que el Gobierno de España pondrá "todos los medios" para ello. En las últimas horas, Interior ha enviado 150 policías y 50 guardias civiles a la zona, y se han activado patrullas conjuntas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las Fuerzas Armadas, que están colaborando en tareas de seguridad ciudadana.

Gráfico de la situación en Ceuta.
Gráfico de la situación en Ceuta.
Henar de Pedro

El líder del Ejecutivo también manifestó que ha mantenido una conversación con el jefe del Estado, el rey Felipe VI, para "analizar" las "líneas de acción que va a seguir el Gobierno" a lo largo de esta crisis, y explicó que los próximos pasos se coordinarán desde un "comité de situación" de nueva creación. Asimismo, Sánchez ha contactado con Pablo Casado (PP) para informarle de la situación, y ha recabado el apoyo de autoridades europeas para resolver esta crisis.

¿Cree que el Gobierno es responsable de la entrada masiva de inmigrantes a Ceuta?

A partir de aquí, el presidente se marcó el objetivo de "proceder a la devolución inmediata de todo aquel que haya entrado irregularmente" en la ciudad autónoma, así como "garantizar" el normal tránsito en la frontera. Finalmente, recordó que el "deseo" de su Gobierno es "estrechar la amistad" con Marruecos, pero dejó claro que, para que resulte "provechosa" esa relación "debe basarse siempre en el respeto" a "las fronteras mutuas". "Los residentes en España deben saber que la integridad territorial y las fronteras (...) serán defendidas por el Gobierno de España", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento