Así funciona la Cláusula de Solidaridad, la herramienta que España rechaza pedir para recibir ayuda de la UE

Un grupo de inmmigrantes son devueltos a Marruecos por las autoridades españolas, en la frontera entre Ceuta y Fnideq (Castilejos).
Un grupo de inmigrantes son devueltos a Marruecos por las autoridades españolas, en la frontera entre Ceuta y Fnideq (Castilejos).
Mohamed Siali / EFE

Marruecos no solo hace frontera con España, sino también con la Unión Europea. Ante la llegada masiva de inmigrantes en las últimas horas, el Gobierno español dispone de la llamada Cláusula de Solidaridad, una herramienta para solicitar ayuda en casos como esta a los 26 socios del bloque comunitario. El Ejecutivo rechaza pedirla, tal como confirmó el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, pero, ¿cómo funciona?

Se recoge en el artículo 122 del Tratado de Funcionamiento de la UE y expresa que la Unión y sus Estados miembros actuarán "conjuntamente con espíritu de solidaridad si un Estado miembro es objeto de un ataque terrorista o víctima de una catástrofe natural o de origen humano". En este sentido, dice, la Unión "movilizará todos los instrumentos de que disponga, incluidos los medios militares puestos a su disposición por los Estados miembros".

¿Cree que el Gobierno es responsable de la entrada masiva de inmigrantes a Ceuta?

Eso sí, tienen que ser las autoridades nacionales, en este caso el Gobierno español, el que solicite la activación de esta cláusula para recibir asistencia. Si lo hace, el resto de Estados miembros están obligados a prestar ayuda. El artículo 222 incluye tanto amenazas terroristas como situaciones extremas de carácter "humano" (o humanitario), como es el caso de lo que sucede en Ceuta.

En el pasado, la cláusula se aplicó, como se había previsto, tras los atentados terroristas de Madrid de marzo de 2004. En 2014, la UE adoptó una decisión que establece las normas y procedimientos de funcionamiento de la cláusula de solidaridad. "Garantiza que todas las partes implicadas a nivel nacional y de la UE colaboren para responder de forma rápida, eficaz y coherente en caso de atentados terroristas o catástrofes naturales o de origen humano", explican.

La UE apoya a España

Las reacciones por parte de la Comisión Europea fueron de apoyo a España. El vicepresidente del Ejecutivo comunitario y comisario de Migraciones, Margaritis Schinas, aseguró que la frontera española de Ceuta "es una frontera europea" y mostró "plena solidaridad con España". Pero además llamó a cerrar "ya un pacto migratorio europeo" que se base en cuatro puntos, según sus propias palabras: acuerdos con países terceros; una robusta protección de las fronteras exteriores; solidaridad entre los Estados miembros, y una política de migración legal.

Por su parte, la comisaria de Interior, Ylva Johansson, aseguró que se trata de una crisis "sin precedentes" y se mostró "preocupada". En este sentido, instó a Marruecos a "evitar las salidas irregulares" pues, dijo, "se ponen vidas en peligro". Johansson añadió que la Unión Europea "quiere construir una relación con Marruecos basada en la confianza y los compromisos compartidos" y que la migración "es un elemento clave".

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, expresó que "salvar vidas en el mar debe ser una prioridad para la UE. Las fronteras griegas, españolas e italianas son fronteras europeas", una línea también seguida por su homólogo del Consejo Europeo, Charles Michel. "Necesitamos una política europea común en materia de migración y compromisos compartidos con los países vecinos para gestionar juntos la migración", sentenció Sassoli.

Von der Leyen expresa solidaridad de la UE con España por la crisis de Ceuta.

"Europa expresa su solidaridad con Ceuta y España. Necesitamos soluciones europeas comunes para gestionar la migración", sostuvo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que también pidió "un acuerdo sobre el nuevo Pacto sobre Migración" entre los 27 Estados miembros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento