Fin del estado de alarma: Madrid eliminará el toque de queda y se plantea ampliar el horario de la hostelería

Dan las diez y en Barcelona en unos minutos las calles se quedan desiertas. Unos pocos rebeldes continúan haciendo botellón pero la policía no tarda en llegar. Las sanciones según cada autonomía van de los 100 euros -las más leves- hasta los 600.000 -en casos muy graves-. Misma estampa en Sevilla, donde los hosteleros intentan apurar hasta el último instante el consumo de sus clientes. Bares y restaurantes cierran a las diez, pero el toque de queda comienza a las once. A la misma hora la policía recorre las calles fantasmagóricas de Avilés en Asturias y cuando las campanas dan la medianoche en Madrid el ambiente recuerda a Marzo, con una plaza mayor desolada.
Puerta del Sol de Madrid vacía tras el toque de queda.

La prórroga del estado de alarma decretado por el Gobierno de España finaliza a las 00.00 horas de este domingo, es decir, de la medianoche del sábado 8 al 9 de mayo. Y junto a ella, se pondrían fin a las restricciones relacionadas con la movilidad y las reuniones sociales.

La Comunidad de Madrid anunciará este viernes las restricciones que se mantendrán en la región, basándose en la situación epidemiológica, tras el fin del estado de alarma. La intención del Gobierno regional es poder seguir controlando el virus con las medidas actuales, aunque, en principio, sin toque de queda y con la idea de poder ampliar el horario de la hostelería, que actualmente se mantiene a las 23:00 horas.

Fuentes consultadas por 20 minutos, señalan que desde la región están seguros que "podrán seguir" con las medidas vigentes en cuanto a "horarios y aforos", ya que no es necesaria la ratificación por parte de los jueces. Sin embargo, también aseguran que "no se podría dar cobertura al toque de queda ni a la prohibición de las reuniones en las casas". 

Otra de las medidas que están vigentes en la Comunidad de Madrid y que el Gobierno de Ayuso tiene previsto mantener cuando decaiga el estado de alarma, siempre y cuando la justicia lo permita, son los confinamientos perimetrales en zonas básicas de salud con alta incidencia en coronavirus.

De este modo, la región madrileña seguiría con su estrategia de restringir la movilidad en áreas con una alta incidencia en covid-19, una medida que admiten que, según la Consejería de Sanidad, ha sido de las más efectivas hasta el momento.

En este momento esta medida afecta a 16 zonas básicas de salud y dos localidades en las que viven 451.949 ciudadanos, el 6,7 % de la población de la región, y donde se producen el 8,5% de los contagios por coronavirus de los últimos 14 días.

Fin del toque de queda

La presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, manifestó hace unos días que quería continuar con el toque de queda en la región, que actualmente está vigente de 23.00 a 06.00 horas.

Sin embargo, horas antes a la jornada electoral del 4-M, Ayuso se mostró partidaria de "mantener las mismas medidas" tras el estado de alarma, menos el "palo severo" del toque de queda.

A su juicio, "en Madrid, cuando tú cierras a las once, estás quitando por el medio musicales, teatros, cines, conferencias. La vida en Madrid es prácticamente de 24 horas, incluidos los martes, los jueves, etcétera. Entonces, ya de por sí es un palo severo esa restricción a las once al ocio nocturno", señaló.

"Nunca nos gustó el toque de queda, como limitar temporalmente las salidas comerciales que nos han funcionado muy bien, pero en estos momentos lo que pasa es que, si no hay una ley ahora mismo" por parte del Gobierno, "una persona puede organizar una cena o una fiesta hasta las cuatro de la mañana en su casa", sostuvo.

En cuanto al límite de reuniones sociales en espacios públicos, en Madrid está limitado a 6 personas; además, los aforos interiores están limitados al 50%. Por otro lado, respecto a la cultura, se permite que los espectáculos terminen más allá del toque de queda siempre y cuando hayan comenzado antes de éste.

En lo que refiere al sector de la hostelería y de la restauración, se mantienen abiertos los establecimientos hasta las 23.00 horas. El número de comensales en las terrazas es de un máximo de 6 personas por mesa, y de 4 en el interior; está prohibido el consumo en barra y sigue siendo obligatorio el uso de mascarilla de forma continuada, tanto en el interior como en terrazas, excepto en el momento concreto de beber o comer.

Ratificación judicial en derechos fundamentales

Aunque, para aplicar medidas que afectan a los derechos fundamentales, como son las restricciones de movilidad, los diferentes territorios necesitarán ratificación judicial

Las comunidades autónomas presentarían sus medidas al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de su propia comunidad y, éste sería el encargado de autorizar o no las restricciones. Además, según contempla el decreto que aprobó este martes el Consejo de Ministros, si el tribunal superior de una región tumbara las medidas y decidiera no autorizarlas, se abriría la puerta a que el gobierno autonómico presentara un recurso ante el Tribunal Supremo.

Lo único que sí dejó claro Ayuso es que va a pedir "el amparo de los jueces" para que respalden las medidas que el Ejecutivo madrileño quiera aplicar en la comunidad autónoma para paliar la expansión del coronavirus.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento