Reino Unido agrava la crisis con el veto a los viajeros de España

Varios turistas pasean en Tenerife.
Varios turistas pasean en Tenerife.
EFE

Nuevo golpe para el turismo español. Si el sector ya estaba pasando un año de por sí duro por la crisis del coronavirus, la escalada de nuevos casos y brotes de las últimas semanas ha llevado al Reino Unido a establecer desde ayer una cuarentena obligatoria para todos los viajeros procedentes de España, lo que supone un durísimo varapalo para zonas donde el veraneo británico es una actividad fundamental.

Por ello, el Gobierno negocia con el Ejecutivo de Boris Johnson para intentar que al menos se excluya de esta cuarentena a los viajeros que regresen de Canarias y Baleares.

El año pasado, más de 18 millones de residentes en el Reino Unido vinieron a España a hacer turismo, lo que da una idea del golpe que supone que se desincentive el viaje a España exigiendo a quienes regresen a sus hogares que pasen 14 días aislados. Para tratar de contener los daños, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, aseguró ayer que "España es un país seguro" y afirmó que la diplomacia española está negociando con varios países europeos, el Reino Unido entre ellos, para tratar de aligerar las restricciones.

"Al igual que otros países europeos, España tiene rebrotes. Esto no es inusual. Lo más importante es que España está haciendo un gran esfuerzo para controlar estos rebrotes, un esfuerzo ingente en identificar los casos en los que las personas sean positivas por coronavirus", sostuvo ayer González Laya, que aseguró que "los tres grandes brotes" que existen en España –los de Barcelona, Zaragoza y Lleida– están "controlados".

"Al igual que otros países europeos, España tiene rebrotes. Esto no es inusual"

"El Gobierno de España sigue trabajando con los gobiernos europeos para explicar todas estas medidas que se están tomando", y "también lo estamos haciendo" con el Reino Unido, insistió Laya. "Nuestros esfuerzos", dijo, "se centran en conseguir que las autoridades británicas puedan excluir de sus medidas de cuarentena a las islas Baleares y a las islas Canarias", ya que ambos son "territorios insulares muy controlados" y tienen "datos epidemiológicos que están muy por debajo de los datos epidemiológicos en el Reino Unido".

Otras zonas de España donde el turismo tiene un peso esencial en la economía han exigido al Gobierno que negocie con las autoridades británicas la exención de la cuarentena para los viajeros que regresen al Reino Unido. Es el caso de la Comunidad Valenciana, cuyo presidente, Ximo Puig, aseguró que la decisión "no parece justificada" y pidió levantarla, especialmente para la Costa Blanca, en Alicante. También lo ha pedido para la Costa del Sol el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado.

La decisión británica ya tuvo ayer su primera consecuencia negativa, ya que el turoperador TUI anunció la suspensión de todos sus vuelos a España procedentes del Reino Unido hasta el 9 de agosto. Posteriormente, la empresa rectificó y comunicó que reanudará a partir de hoy únicamente los viajes con destino Canarias o Baleares. TUI ofrecerá el viernes más información sobre qué ocurrirá con los vuelos fechados a partir del 10 de agosto.

Según Exteriores, un total de 111 países "han establecido algún tipo de prohibición" a las personas que procedan de España o han suspendido sus comunicaciones aéreas. Entre ellos se encuentran Brasil, EE UU, Venezuela,

Argentina, Arabia Saudí, Sudáfrica o Australia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento