La ONU destaca que el Ingreso Mínimo Vital de España es un "gran ejemplo" pero pide ampliar su cobertura

El impacto de la pandemia de coronavirus, aparte de cobrarse miles de vidas en todo el mundo, también ha tenido un impacto brutal en la economía mundial. El parón de actividad ha afectado a todos los países y España no ha sido una excepción. Millones de trabajadores han perdido su empleo o se han visto abocados a un ERTE temporal en apenas dos meses y el Gobierno ha tenido que salir al quite aprobando medidas de apoyo a los trabajadores y autónomos que han visto desaparecer los ingresos en sus hogares. En este contexto se enmarca el ingreso mínimo vital que se aprueba este viernes y que se empezará a pagar a los ciudadanos a finales del mes de junio. ​ ​José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones responde en directo desde la redacción de 20minutos para contestar a los lectores cualquier duda sobre esta medida y otras relacionadas con las cotizaciones o el futuro de las pensiones.
José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, en la redacción de 20minutos.
JORGE PARÍS

El relator especial de la ONU sobre extrema pobreza, Olivier de Schutter, ha dado la bienvenida a la aprobación en España del Ingreso Mínimo Vital (IMV), aunque ha pedido al Gobierno español que amplíe su cobertura y el número de personas elegibles que podrán recibirlo. "Animo al Gobierno español a seguir ampliando la cobertura de este programa y a reducir los requisitos de elegibilidad y burocráticos", consideró el experto.

Entre ellas deben figurar "migrantes indocumentados o recientemente documentados, jóvenes recién emancipados que anteriormente estaban bajo tutela pública, personas sin hogar o sin domicilio permanente, o aquellas con discapacidades no reconocidas que no pueden trabajar", subrayó el relator en un comunicado

De Schutter afirmó que "el plan proporcionará el tan necesario alivio a aquellas personas necesitadas y es un gran ejemplo de cómo desarrollar un enfoque inclusivo para abordar la pobreza y la desigualdad". 

Cómo aprovechar una crisis

El comunicado añadió que el IMV "muestra cómo los Estados pueden aprovechar la crisis económica provocada por la pandemia mundial de COVID-19 para abordar la extrema pobreza y reducir la desigualdad". De Schutter indicó que "el gasto público en protección social en este momento es una inversión crucial cuyos impactos perdurarán en los años venideros".

"Es esencial que el plan se diseñe para llegar al mayor número posible de personas necesitadas", resumió De Schutter sobre una iniciativa con la que se espera llegar a 850.000 hogares y beneficiar a 1,6 millones de personas que viven en situación de pobreza extrema. 

"El gasto público en protección social en este momento es una inversión crucial cuyos impactos perdurarán en los años venideros"

El pasado viernes el Gobierno español aprobó una renta mínima para los hogares de 10.070 euros de media al año (839,2 euros al mes), aunque la cuantía dependerá del número de miembros de la familia, con lo que partirá de 461,5 euros al mes para un solo adulto hasta 1.015,3 euros para familias de al menos cinco personas. 

El Ingreso Mínimo Vital (IMV), cubrirá la diferencia entre la renta existente en cada hogar (incluido salario y prestación por desempleo) y la renta garantizada para ese tipo de hogar, con un desembolso medio estimado de 4.400 euros anuales por familia beneficiada

El coste anual previsto para esta nueva prestación no contributiva de la Seguridad Social es de 3.000 millones de euros anuales, con los que se quiere llegar a unos 850.000 hogares en los que viven aproximadamente 2,3 millones de personas, de los que el 30 % son menores. 

En su nota oficial, la ONU aseguró que pese a la recuperación económica experimentada por España tras la crisis de 2008-2011, la desigualdad en el país se ha mantenido muy por encima del promedio de la UE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento