La búsqueda de destino vacacional se dispara un 160% por la desescalada, pero la prudencia no lo traduce en reservas

Los hoteles esperan con ganas poder levantar las sábanas que cubren los muebles. Desde que el presidente animara a reservar las vacaciones los hoteleros han empezado a recibir reservas. También hay fecha para la llegada de turismo internacional. Será en julio, aunque para muchos llega tarde ya que otros países como Italia abrirán a mediados de junio.
Los hoteles esperan con ganas poder levantar las sábanas que cubren los muebles. Desde que el presidente animara a reservar las vacaciones los hoteleros han empezado a recibir reservas. También hay fecha para la llegada de turismo internacional. Será en julio, aunque para muchos llega tarde ya que otros países como Italia abrirán a mediados de junio.
Los hoteles esperan con ganas poder levantar las sábanas que cubren los muebles..

La crisis del coronavirus ha afectado transversalmente al sector económico en España. Los datos son demoledores y todavía no se sabe cuanto tiempo tardará el país en recuperarse. Sin embargo, una parte de la fuente de ingreso más importante, el turismo, volverá a partir del 1 de julio, como así confirmó el pasado sábado 20 de mayo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. 

"Habrá temporada turística este verano porque España necesita el turismo", declaró Sanchez, consciente de que el país recibe unos 80 millones de visitantes extranjeros al año, a lo que se le debe sumar el turismo interior, que este verano se espera que sea enormemente mayoritario.

Este anuncio dio alas a las millones de personas y empresas que operan en el sector, que hasta hace unos días lo daban todo prácticamente por perdido, pero no son del todo optimistas. "La temporada es imposible salvarla, principalmente porque hay agencias que si no vienen cierta cantidad de turistas extranjeros como ingleses o alemanes no salen adelante, pero esto da la opción de que por lo menos una parte si lo haga", declara a20minutos José Luis Méndez, presidente de la Unión de Agencias de Viajes (UNAV).

Méndez incide en que, a pesar de todos los pronósticos pueden cambiar porque están supeditados a la evolución del virus, la meta actual es minimizar el impacto: "Si en una temporada normal, al 100%, las agencias sufríamos, ahora que no hay ese porcentaje de capacidad aérea, ni hotelera, ni de transporte, no podemos lanzar las campanas al vuelo. El objetivo es mantener el mayor número de puestos de trabajo según vaya la demanda vacacional". 

Boom inicial minutos después de la comparencia de Sánchez

Uno de los mayores factores que más crispaba a la población era la incertidumbre. Lo ha sido durante toda la cuarentena. El no saber que va a pasar y no poder organizar los planes más allá del día siguiente generaba una situación de bloqueo, que se vio aliviada tras la comparencia del presidente, como así reflejaron los niveles de búsqueda en los portales de agencias de viajes.  

"El minuto siguiente al anuncio del Sánchez, aumentaron las búsquedas en un 68% con respecto a toda la mañana", afirma a 20minutos Beatriz Oficialdegui, directora de marketing del portal de vacaciones Destinia. "En las cinco horas siguientes, hasta las 19:00 horas, subieron un 142%. Si incluimos el día siguiente, el domingo 24 de mayo, aumentó un 160% con respecto al mismo día de la semana anterior". 

Por otro lado, Méndez, reconoce el notorio aumento de búsquedas, pero es prudente: "Del viernes a hoy han subido mucho las búsquedas, pero no las reservas. Más demanda que otros años no va a haber, pero es posible que esto se deba más a las ganas que tiene la gente de irse, así que veremos en que se traduce".

Benidorm, Salou y Peñíscola, los más demandados

A pesar del coronavirus y de la incógnita sobre cómo funcionarán las playas y qué capacidad tendrán, la costa sigue siendo el sitio preferido por los españoles. Benidorm, (Castellón), figura como el primero en la lista de destinos reservados en Destinia, algo habitual ya que es un municipio con gran atracción turística. 

En segundo lugar se encuentra Salou (Tarragona), otra de las localidades que más turismo concentran, y en tercer lugar se encuentra Peñíscola (Castellón). "La gente sigue buscando los destinos de siempre", declara Oficialdegui. 

Para las playas de la costa cantábrica del país, Méndez augura que tendrán un sistema de control más complejo, por como afectan las mareas a la extensión de las playas. "En una playa como la de Benidorm, que es muy amplia, se puede guardar la distancia y aun así poder albergar a muchas personas. Sin embargo, playas del Norte como las de Galicia varían mucho su capacidad en función de la marea y tendrán otro tipo de control de aforo". 

Crece el turismo de interior y el interés por Portugal

Es posible que muchos españoles tras la incertidumbre que genera el funcionamiento de las playas, haya decidido cambiar y optar por un lugar del interior. "Se ha resgistrado un incremento importante en el turismo rural con respecto a años anteriores", afirma Oficialdegui.  Entre los tres destinos de interior con más demanda, se encuentran Madrid capital junto con la sierra y La Rioja

Por otro lado, "hay un tipo de turismo que creemos que va a empezar a crecer será el de las casas rurales", afirma Méndez, y es que muchos buscarán aislarse de las grandes concentraciones de gente acudiendo con familia o amigos a lugares más escondidos y con una población mucho menor. 

Por último, el turismo internacional ha caído enormemente. El miedo y la imposibilidad de subirse a un avión ha provocado que el destino extranjero más buscado sea Portugal. El país vecino recibe cerca de dos millones de turistas españoles al año, pero es probable que este periodo aumenten debido a que muchos se están interesando en acudir a playas de la zona del Algarve, en el sur del país, a las que pueden viajar en coche desde sus ciudades de origen. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento