La noche electoral ha dejado el mapa político de España teñido de rojo confirmando la tendencia de las encuestas con la victoria del PSOE en 10 de las 12 Comunidades Autónomas que este 26 de mayo elegían sus gobiernos regionales, aunque no en todas ellas la victoria será sinónimo de gobierno.

En Asturias, una de las comunidades donde más rápido ha ido el recuento de votos, el PSOE ha conseguido 20 escaños en la Junta General del Principado, solo tres diputados por debajo de la mayoría absoluta con el 35% de los votos, seguido muy de lejos por el PP, con la mitad de parlamentarios. Ciudadanos es tercera fuerza con cinco escaños, seguido por Podemos -4 escaños-, IU-IAS (2 escaños); Vox (2 escaños) y Foro Asturias (2).

También en Aragón el PSOE ha ganado con el 30% de votos y 24 escaños, 8 más que el PP, que sería segunda fuerza seguido por Ciudadanos, con 12 escaños y Podemos (5 escaños). Vox consigue entrar tres diputados empatando con el PAR (3), CHA (3) e IU (1). Con este panorama, los socialistas no pueden dar por seguro el gobierno de la Comunidad, ya que deberían pactar con el partido naranja si quieren conseguir la presidencia.

En Castilla y León, uno de los feudos del Partido Popular, los socialistas han ganado con el 34% de los votos y 35 escaños, aunque no lograría el apoyo suficiente para gobernar con las fuerzas de izquierda. Los populares, con 29 escaños, tendrían que reeditar el pacto de gobierno de 2015 con Ciudadanos, que lograría 13 escaños. XAV, UPL, Podemos y Vox obtienen un diputado cada uno.

En la Región de Murcia, otro de los feudos del PP, socialistas han arrebatado el primer puesto a los populares con 17 escaños, uno más que el PP. Un resultado que permitiría a López Miras seguir gobernando pese a no ser primera fuerza con la suma de Ciudadanos, que ha conseguido 6 escaños, y los 4 de Vox, que entra por primera vez en la Región. Podemos cae a la quinta posición con dos escaños.

En Baleares se intercambian los resultados de 2015. El PSOE es primera fuerza con 19 diputados frente a los 16 del PP, al igual que en Canarias, donde se impone a Coalición Canarias con 22 diputados socialistas y 17 para los nacionalistas canarios. El PP se mantiene como tercera fuerza con 10 escaños.

Más fácil tiene el PSOE gobernar en La Rioja, donde con sus 15 escaños se queda solo a dos de la mayoría absoluta, los mismos que ha conseguido Podemos y que sumarían para arrebatarle el gobierno a los populares. Éstos, con 12 escaños, han caído a la segunda posición, seguidos por Ciudadanos, que mantiene sus cuatro diputados.

Madrid sigue siendo del PP

La victoria del PSOE en la mayoría de Comunidades no significa gobiernos, puesto que en la Comunidad de Madrid, por ejemplo, la lista liderada por Gabilondo ha conseguido 37 diputados, situándose por delante del PP. No obstante, éstos, con 30 diputados, tendrán más fácil liderar un ejecutivo con el apoyo de Ciudadanos, que ha aumentado su representación a 26, y Vox, que ha irrumpido con 12 diputados.

Con más fuerza ha conseguido Más Madrid entrar en la Asamblea. El partido liderado por Íñigo Errejón ha conseguido 20 diputados, llevándoselos de Podemos, que se queda con solo 7 -obtuvo 27 en 2015-.

Mayorías absolutas

En Extremadura y Castilla La Mancha, los socialistas Guillermo Fernández Vara y Emiliano García-Page repiten al frente de sus respectivos gobiernos, pero sumando apoyos con respecto a 2015 consiguiendo dos mayorías absolutas. García-Page, con 19 diputados autonómicos, puede gobernar en solitario gracias a los votos que en 2015 fueron a parar a Podemos, que en esta legislatura no tendrá representación. El PP se queda con 10 parlamentarios y Ciudadanos entra en la cámara regional como tercera fuerza con 4 diputados.

Vara, con 34 escaños, también puede gobernar sin necesidad de apoyos y aventaja al PP en 14 diputados. Ciudadanos entra en el parlamento autonómico con siete escaños, mientras que Podemos reduce su representación a cuatro parlamentarios.

Sólo se le escapan Cantabria y Navarra

Las dos regiones que se quedan fuera del alcance del PSOE son Cantabria, donde con 14 parlamentarios gana Miguel Ángel Revilla de la mano del Partido Regionalista de Cantabria, seguido del PP, que pasa de la primera a la segunda posición con 9 escaños y PSOE, que pese a aumentar su representación se mantiene como tercera fuerza con 7 diputados. Tras estos comicios desaparece Podemos en la región y entra Vox con dos escaños y Ciudadanos se mantiene con 3.

Navarra Suma, la coalición de UPN, Ciudadanos y Partido Popular gana las elecciones con 19 diputados, aunque se queda a siete de la mayoría. El PSOE coge fuerza y se sitúa con 11 escaños como segundo partido regional, seguido de GBAI, con 9, EH Bildu (8 escaños), Podemos (2 escaños) y 1 de I-E.

Mapa los resultados electorales en las CC AA

Estas son las autonomías que concurren

Aragón Asturias Baleares
Canarias Cantabria Castilla-La Mancha
Castilla y León Extremadura Comunidad de Madrid
La Rioja Murcia