El PSOE fue anoche el partido más votado y con mayor número de escaños en diez de las doce Comunidades Autónomas que celebraron elecciones: Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla La-Mancha, Castilla y León, Extremadura, Madrid, Murcia y La Rioja.

Solo escaparon de la victoria socialista Cantabria, donde se impuso el Partido Regionalista (PRC) de Miguel Ángel Revilla; y Navarra, que vio ganar a la coalición de derechas Navarra Suma –Unión del Pueblo Navarro (UPN), Ciudadanos y PP–, que puede desbancar del gobierno foral a los nacionalistas de Geroa Bai.
Pero más allá de los números, los pactos y acuerdos poselectorales podrían modificar determinados gobiernos autonómicos, pues en algunas Comunidades los resultados fueron muy ajustados.

Fue clara y contundente la victoria socialista en Extremadura y en Castilla-La Mancha, con mayorías absolutas para Guillermo Fernández Vara y Emiliano García-Page, respectivamente.

También fue relativamente cómodo el triunfo del PSOE en Asturias y La Rioja. En el Principado, Adrián Barbón sacó 20 escaños, a solo tres de la absoluta y doblando al PP, la segunda fuerza con 10. En La Rioja, los socialistas podrían arrebatarle el gobierno autonómico al PP con la ayuda de Podemos.

Francina Armengol, por su parte, también podría retener el mando en Baleares:fue la más votada (19) y sumaría junto a Podemos (6) y algún partido de ámbito regional como Més, El Pi o GxF. Las tres derechas PP-Cs-Vox (24 escaños) se quedan lejos de la mayoría absoluta en las islas, fijada en 30 escaños.

Sin embargo, las victorias socialistas quedaron empañadas en Madrid, Aragón, Canarias, Murcia y Castilla y León. A pesar de sus 37 escaños, Ángel Gabilondo no podrá regir la Comunidad de Madrid debido a la suma de PP (30), Cs (26) y Vox (12), que permitirá a los populares seguir al frente. Tampoco Javier Lambán se asegura retener el mando en Aragón pese a ser el más votado, pues la derecha suma con PP, Cs, Vox y el Partido Aragonés (PAR). Y pese a perder los comicios, el PP podrá mantener también los gobiernos de Murcia y Castilla y León.

En Canarias, todo quedará en manos de los partidos regionalistas, mientras que en Navarra el PSOE, segunda fuerza más votada, tendrá que decidir si pacta con Podemos y los nacionalistas de Geroa Bai y Bildu para derrocar a la coalición Navarra Suma.

Se prevé cambio de gobierno

Aragón. Pese a ganar las elecciones, Javier Lambán podría perder el gobierno en favor del PP, si este logra un pacto con Cs, Vox y el PAR.

La Rioja. Los socialistas solo necesitan el apoyo de Podemos para arrebatarle el poder al popular José Ignacio Ceniceros.

Navarra. Uxue Barcos (Geroa Bai) no podrá seguir gobernando tras la victoria de Navarra Suma. La alternativa sería un ejecutivo socialista con apoyo nacionalista.

Así queda España tras las autonómicas


Aragón Asturias Baleares
Canarias Cantabria Castilla-La Mancha
Castilla y León Extremadura Comunidad de Madrid
La Rioja Murcia Navarra

Resultados por provincias

A Coruña Álava Albacete
Alicante Almería Ávila
Badajoz Barcelona Burgos
Cáceres Cádiz Castellón
Ceuta C.Real Córdoba
Cuenca Gipuzkoa Girona
Granada Guadalajara Huelva
Huesca Jaén Las Palmas
León Lleida Lugo
Madrid Málaga Melilla
Ourense Palencia Pontevedra
Salamanca S.C.Tenerife Segovia
Sevilla Soria Tarragona
Teruel Toledo Valencia
Valladolid Vizcaya Zamora
Zaragoza