La macroencuesta electoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para las elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo 26 de mayo prevé que el PSOE consolidaría su ventaja sobre el PP al ser la fuerza más votada en la mayoría de las comunidades autónomas, incluidas algunas que gobernaba el PP, como Madrid y Castilla y León.

Así se desprende del barómetro prelectoral del CIS, realizado entre los días 21 de marzo y 23 de abril, según el cual el PSOE ganaría en todas las comunidades, salvo en Cantabria, donde el Partido Regionalista de Miguel Ángel Revilla conservaría el liderazgo, y en Navarra, donde el ganador sería Navarra Suma.

En concreto, el CIS otorga al  PSOE la victoria en Aragón, Asturias; Çanarias -donde gobierna ahora Coalición Canaria-; Castilla y León, en donde superaría los resultados del PP de Juan Vicente Herrera; Castilla-La Mancha; Madrid, ahora bajo el gobierno del popular Pedro Rollán; Extremadura; Baleares; La Rioja -ahora bajo control del PP; y Murcia, actualmente gobernada por los populares.

Sin embargo, pese a la clara superioridad de los socialistas, ello no se traduciría fácilmente en cambios de mando en las comunidades donde actualmente no gobierna el PSOE, dado el reparto de escaños que pronostica el CIS.

Si la tendencia que marca el estudio se confirmara en las urnas, significaría que Ciudadanos y Vox no habrían logrado rentabilizar los resultados logrados en las pasadas generales. El partido de Albert Rivera perdiendo en torno a cinco puntos en todas las autonomías y la formación de Santiago Abascal vería sus votos caer casi a la mitad. Sin embargo, hay que recordar que la encuesta fue hecha precisamente antes del 28-A, así que no refleja la influencia que tuvieron en la opinión pública los avances de ambos partidos.

Mapa rojo

De esta forma el PSOE sería la primera fuerza en cinco comunidades que ahora gobiernan otros partidos, cuatro gobernadas por el Partido Popular y una por Coalición Canaria.

En Navarra, Navarra Suma, coalición que integra a UPN, PP y Ciudadanos, ganaría las elecciones forales con entre 16 y 17 escaños, pero no tendría mayoría para gobernar. La segunda fuerza sería PSN, que sumaría entre 11 y 12. Tampoco logra mayoría el actual tripartito, con Geroa Bai con entre 7 y 9 escaños, EH Bildu con entre 7 y 8 escaños, Podemos con 6 escaños e Izquierda-Ezkerra con 1-2.

En Castilla y León, el PSOE superaría al PP con una apretada ventaja de cerca de dos puntos. Los socialistas tendrían entre 30-31 escaños, mientras que los populares se manejarían en una horquilla de entre 28 y 29. Con todo, no sería seguro que la izquierda pudiera arrebatar el gobierno a Juan Vicente Herrera, pues Podemos sacaría 8 escaños, pero Cs estaría entre los 10-13.

Madrid es otra comunidad donde los socialistas tendrán mayoría, aunque exigua, como en Castilla y León. El CIS marca una horquilla amplia para los socialistas (33-38) y los ubica a tres puntos sobre el PP, que estaría entre 29-33. Ángel Gabilondo podría gobernar con la suma de los votos de Más Madrid (16-18), Unidas Podemos (17-19), superando a la suma del PP con Ciudadanos (21-24) y Vox (6-8).

En la Región de Murcia, presidida actualmente por Fernando López Miras (PP), el PSOE será la fuerza más votada con entre 14 y 17 escaños. Podemos estaría entre los 4-5 e IU entre 1 y 2. Se mantendría un equilibrio ligeramente escorado hacia la derecha, con el PP (12-14 escaños), Cs (7-8) y Vox (4-5).

La Rioja, por su parte, también vería una victoria socialista, que tendrían entre 12 y 14 escaños. Superaría al PP, que tendría entre 11-13 asientos en la cámara. Podemos estaría en los 2-3 y Cs entre 3-4 escaños. Por tanto, la superioridad del PSOE difícilmente podría traducirse en un cambio en la comunidad presidida por el popular José Ignacio Ceniceros.

La victoria del PSOE es más clara en Canarias, donde sacaría hasta 23 escaños. La segunda fuerza sería Coalición Canaria con 12-15 escaños, por delante del PP, con una horquilla de 9-11

Documento completo

Puedes consultar a continuación el documento íntegro de la encuesta del CIS.

Europeas y municipales

En las elecciones europeas, el PSOE será el partido más votado en España en las elecciones europeas del día 26 de mayo, con entre el 29 y el 31 por ciento de los votos y logrará entre 17 y 18 escaños, según la encuesta.

El CIS da al PP el segundo puesto, con un 18-20 por ciento de los votos y 11 o 12 escaños. En tercer lugar la encuesta arroja casi un empate entre Ciudadanos, con el 14-16 por ciento de votos y 8 o 9 escaños, y Unidas Podemos con el 13-15 por ciento y 8 escaños.

El sondeo prevé la entrada de Vox en la Eurocámara con entre el 7 y el 9 por ciento de los votos y 4 o 5 escaños y que consiga escaño el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

En cuando a las grandes capitales, en Madrid la actual alcaldesa, Manuel Carmena, podría revalidar su mandato. Más Madrid obtendría en el consistorio entre 21 y 23 escaños,  mientras que el PP estaría en una horquilla de entre 13-15. El PSOE se quedaría como tercera fuerza con entre 10 y 12 escaños y en cuarto sitio estaría Ciudadanos, 8-9 concejales.

En el Ayuntamiento de Barcelona, Colau y Maragall estarían casi empatados en la pugna por la alcaldía. Barcelona en Comú conseguiría hasta 11 concejales, casi los mismos que ERC. La actual primera edil podría repetir si consigue los apoyos necesarios.  

En Valencia, podría reeditarse un gobierno de Joan Ribó si Compromís efectivamente consigue los 9-11 concejales que le pronostica el estudio, lo que lo situaría como primera fuerza. Habría una importante subida del PSPV-PSOE, hasta 8 asientos en el consistorio, que podrían unirse a los 3-4 concejales que conseguiría Unides Podem-EU.

En Sevilla, por su parte, los socialistas podrían mantener en la alcaldía a Juan Espadas, ya que rozarían la mayoría absoluta con una estimación de entre 13 y 15. El PP sería segunda fuerza con 8-10, seguidos por Adelante Sevilla (5-6) y Ciudadanos (3-4). Vox, pese al ascenso que registró en las últimas autonómicas, no estaría en el Consistorio.

Reacciones

Tras la difusión del estudio, ya se han producido las primeras reacciones. El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha criticado al PSOE que vuelva a iniciar una campaña electoral "no con la pegada de carteles, sino con la encuesta de Tezanos" y ha dicho que este sondeo preelectoral del CIS "no tiene ni pies ni cabeza".

Con estas palabras, Villegas ha cargado contra la encuesta por estar realizada antes de las generales del 28 de abril y, por tanto, no refleja la tendencia de ese resultado. "Se ve lo mal hecha que está", ha recalcado.

Por su parte, el candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández, se ha mostrado satisfecho por los resultados del sondeo y remarca que, aunque es una encuesta, revela que "la izquierda está en condiciones de parar los pies al trío de Colón".

El exseleccionador de baloncesto ha manifestado estar contento porque el trabajo que está haciendo su candidatura para comunicar las propuestas del PSOE "está calando en la ciudadanía de Madrid".

Este Barómetro Preelectoral de Abril se ha diseñado con una previsión de 18.071 entrevistas personales en todas las provincias para poder ofrecer datos de intención de voto sobre las europeas, las doce comunidades donde se celebran autonómicas, y las municipales en 52 capitales españolas.

Ese elevado número de entrevistas supone multiplicar por seis las cifras habituales del trabajo de campo de los barómetros mensuales, que pasaron de 2.500 a 3.000 cuestionarios. Además, y a diferencia de las encuestas telefónicas de empresas privadas, el CIS sólo realiza entrevistas personales con los encuestados en sus domicilios y completa cuestionarios de medio centenar de preguntas, lo que refuerza su valor sociológico.

Preocupaciones de los españoles

Junto a la macroencuesta electoral, el CIS tabién ha difundido su Barómetro, en el que la preocupación por la inmigración ha repuntado al ser nombrado como principal problema por un 9,4 por ciento de los encuestados, lo que le sitúa en el décimo lugar de una lista que sigue liderando el paro, que citan el 61,5 por ciento.

La entrada de la inmigración se debe en gran medida al desplome de la preocupación por la educación, que era de un 12 por ciento en el barómetro anterior y en el conocido ahora se ubica en el 6,6.

Tras este ciclo preelectoral, la normalidad volverá con el barómetro de mayo, que comenzará a realizarse a principios de ese mes. Como el periodo electoral no acaba hasta el 27 de mayo y estará prohibido publicar encuestas en esa última semana de campaña, el Barómetro de Mayo ya no se presentará hasta después de los comicios, presumiblemente a finales de mes o principios de junio.