Paseando por Madrid Río
Familias paseando por Madrid Río. Jorge París

España está viviendo unas elecciones generales atípicas. Tanto que han regresado al debate temas que se creían superados. Es el caso de la necesidad de contar con una Ley de Violencia de Género. Otros asuntos, como la despenalización de la eutanasia, han tomado fuerza empujados por movimientos cívicos, y Ciudadanos, por su parte, ha logrado poner sobre la mesa la polémica gestación subrogada.  

Las posturas de los cinco partidos a los que las encuestas dan los mejores resultados difieren en estas y otras cuestiones. ¿Qué políticas propone cada uno de ellos sobre algunas de las principales materias sociales?  

Violencia de género

Excepto Vox, el resto apuesta por profundizar aún más en la lucha contra el maltrato, con el Pacto de Estado como principal instrumento. La formación de Santiago Abascal se presenta como la única nota discordante, al querer derogar la Ley Integral contra la Violencia de Género en favor de una ley de violencia intrafamiliar "que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños".

Abascal, no obstante, ha apoyado en campaña que "los que cometen crímenes contra las mujeres no salgan nunca de prisión", en un claro ejemplo de su defensa de la cadena perpetua para los crímenes más graves. Su postura en este sentido no se diferencia en exceso de la del PP, que sugiere ampliar los supuestos de la controvertida prisión permanente revisable para los asesinatos machistas. Asegurar asistencia psicológica gratuita a  las víctimas y a sus hijos, incrementar el número de policías especializados en su protección y mejorar el uso de las pulseras de control de los agresores figuran igualmente en el programa de los populares.

Frente a ello, Unidas Podemos aboga por una prestación de 900 euros mensuales para brindar autonomía a las afectadas durante seis meses prorrogables y garantizarles una vivienda. Las medidas del PSOE pasan por protocolos de intervención específicos que garanticen una atención integral a quienes hayan retirado la denuncia y reformar la legislación para que se suspendan las visitas a menores por parte de los progenitores o tutores legales condenados son otras de sus promesas. Y Cs promete una ley para la prevención, asistencia y protección de la mujer frente a la violencia sexual y ampliar las competencias de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer para que juzguen todos los delitos que supongan violencia machista, incluidos los sexuales.

Aborto

Después de que el candidato del PP, Pablo Casado, se haya mostrado en varias ocasiones partidario de volver a la ley de supuestos de 1985, finalmente el partido no hace referencia alguna al aborto en su programa y se limita a proponer una ley de apoyo a la maternidad.

Tampoco Cs lo cita, en un intento de no entrar en debates que considera zanjados. "No me veréis hablando de Franco o del aborto. Yo quiero hablar de España", dijo su aspirante a presidente, Albert Rivera, en un acto.

Los socialistas no tienen intención de modificar la actual legislación, una ley de plazos aprobada en 2010 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Y Unidas Podemos quiere favorecer el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo de todas las mujeres, incluidas las jóvenes, en el Sistema Nacional de Salud. Postura totalmente opuesta a la de Vox, que habla de la "defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural".

Gestación subrogada

Cs se ha quedado solo en su apoyo expreso a la gestación subrogada. La formación naranja asegura que se trataría de un acto "altruista y garantista"  con "los derechos de todas las personas intervinientes en el proceso".

Ese argumento no convence ni a PSOE ni a Vox, que rechazan expresamente lo que denominan "vientres de alquiler". "Socava los derechos de las mujeres, en especial de las más vulnerables, mercantilizando sus cuerpos y sus funciones reproductivas", aseguran los de Pedro Sánchez. Para los segundos, cosifica y utiliza "como producto de compra venta a los seres humanos".

Unidas Podemos y PP no llevan el tema en el programa, pero mientras es conocido que los de Pablo Iglesias son contrarios a su legalización, los de Casado están divididos y no han fijado una postura al respecto.

El colectivo LGTBI

La gestación subrogada es precisamente una de las medidas que Cs presenta para las familias LGTBI, pese a no ser una reclamación de las principales asociaciones al no existir unanimidad entre ellas.

PSOE y Unidas Podemos coinciden en promulgar leyes contra la discriminación y los delitos de odio y en la inclusión de las operaciones de reasignación de género en la Sanidad pública. Todo lo contrario de lo que reivindica Vox, que suprimiría del sistema público "las intervenciones quirúrgicas ajenas a la salud".

En el caso del PP, en ningún momento menciona la realidad LGTBI, más allá de un compromiso genérico por trabajar "por la igualdad en todos los ámbitos" para erradicar "cualquier tipo de discriminación".

Eutanasia

El 3 de abril, Ángel Hernández practicaba el suicidio asistido a su esposa, María José Carrasco, enferma en fase terminal de esclerosis múltiple, y el debate sobre la eutanasia entraba de lleno en la campaña electoral

PSOE, Podemos y Cs avanzan un posible gran pacto por la muerte digna en situaciones terminales. El PP no contempla una ley al respecto pero apuesta por extender los cuidados paliativos en el sistema público "garantizando la equidad en el acceso, la atención paliativa domiciliaria y los servicios de cuidados paliativos pediátricos".

Nuevamente como la nota más discordante, Abascal ha asegurado que regular la eutanasia puede abrir la puerta a situaciones "peligrosas" en las que los ancianos queden "al albur de sus familias".