Santiago Abascal
Santiago Abascal en el momento en el que el diestro Morante de la Puebla le brinda su segundo toro en la corrida de toros de primavera de Guadalajara. EFE

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha defendido la "cadena perpetua" para castigar los crímenes del hombre contra la mujer en el matrimonio, en la familia, pero también crímenes contra la mujer por parte de desconocidos. "Somos el único partido que defendemos la cadena perpetua sin ningún tipo de contemplación para los crímenes sexuales".

Asimismo, Abascal ha vuelto a defender "la igualdad" entre hombres y mujeres para argumentar su oposición a la ley de violencia de género. "Si un niño ve que su padre mata a su madre tiene una pensión distinta a la que recibe si es su madre quien mata a su padre. Queremos igualdad", ha dicho en el programa Espejo Público de Antena 3 este lunes.

Preguntado por las recientes declaraciones del Papa en las que pidió coherencia a los católicos que rechazan la inmigración, Abascal ha respondido que esta cuestión "no tiene que ver con la religión, sino con el sentido común". "Como católico no estoy obligado a compartir las opiniones del papa", ha declarado. Abascal ha vuelto a calificar al papa Francisco de "ciudadano Bergoglio" para insistir en que como le respeta profundamente como católico, pero que no comparte sus ideas políticas.

Abascal considera que la inmigración "es un problema que ven muchos españoles" y ha recriminado a los medios que "le den la espalda". En su opinión, "tiene que ser regulada y tenemos que tener derecho a preguntar a quién queremos abrir la puerta. Es como cuando llaman a la puerta de tu casa y preguntamos '¿Quién es?'". En este sentido, Abascal también se ha referido a la "invasión islamista" que acecha al norte de Europa: "En Francia acabará siendo un 50%. ¿Decir que el islamismo quiere implantar la sharia es islamofobia?", se ha preguntado.

Preguntado por los apartamentos turísticos, Abascal ha asentado que "hay nuevas realidades económicas relacionadas con las nuevas tecnologías que hay que regular teniendo en cuenta los intereses de los vecinos", sin dar más detalles.

En la misma línea se ha pronunciado sobre la guerra entre el taxi y las licencias VTC: "Es un debate similar, hay que garantizar la libre competencia pero respetando los derechos laborales y los derechos adquiridos por los taxistas durante mucho tiempo", ha defendido.

Sobre el aborto

Abascal ha prometido que Vox derogará la actual ley del aborto para volver "con algunos cambios" —pues piensan que "había algún coladero de carácter psicológico"— a la de plazos aprobada en 1985 por Felipe González. Abascal propone "una apuesta pública en favor de la natalidad y de ayudas para esas mujeres que se han quedado embarazadas en circunstancias que podrían no venirles bien" para reducir la tasa de abortos, "como en Polonía o Hungría".

"Ninguna persona puede hacer ninguna injerencia en la vida de otra, ni siquiera una madre con la vida que lleva dentro y que no le pertenece. Susanna, tu cuerpo es tuyo, pero el que llevas dentro no", ha respondido Abascal a la periodista Susanna Griso, que le ha preguntado si por abortar podrían ir las mujeres a la cárcel, algo que Abascal ha descartado: "No estamos en ese debate, es una salida fácil para caricaturizar nuestro mensaje. En este debate debemos tenemos mucha sensibilidad, estamos ante algo traumático".

Sobre el matrimonio homosexual, Abascal ha dicho que "no hay ningún tipo de homofobia en Vox, estamos contra la ideología LGTB que no representa a los homosexuales, que no representa a los gays. La bandera de los gays y lesbianas españoles es la bandera de España y no la del arcoiris". En su opinión, "no es lo mismo" un matrimonio entre un hombre y una mujer que la unión entre dos personas del mismo sexo.